La Diócesis de Querétaro pidió seguir el camino legal en la impugnación del decreto que declara como Patrimonio Cultural Inmaterial del estado a la fiesta brava, luego de que ambientalistas iniciaran un juicio de amparo para revertirlo.

El vocero de la Diócesis, Saúl Ragoitia Vega, indicó que la Iglesia siempre ha respetado el principio al cuidado de la creación, por lo que al ser una tradición y un tema polémico, debemos seguir haciendo un llamado a la conciencia de las autoridades.

Existen caminos legales y maneras de exigir y promover, en ese sentido, los ambientalistas, deben de tomar en cuenta los procedimientos legales , refirió.

Consideró que es necesario que los servidores públicos escuchen todas las voces de la ciudadanía, ya que el estado es el que está al servicio de la misma.

Se exhorta a que haya un buen cumplimiento de las mismas. El estado está al servicio de la ciudadanía, no al revés. Hay principios no negociables que tenemos que respetar. En una sociedad como la nuestra se están sacrificando los principios universales , destacó.

Invitó así a tomar en cuenta el cuidado de la creación y el respeto por las tradiciones.

[email protected]