La caída del precio del crudo y la disminución de la plataforma petrolera han pegado en la Actividad Industrial de cuatro entidades federativas ligadas al sector, pero es en Campeche y Chiapas donde las caídas fueron más pronunciadas en octubre del 2015.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de los 11 estados que mostraron cifras negativas anuales, cuatro son productores petroleros: Campeche (-9.7%), Chiapas (-8.3%), Puebla (-2.8%) y Veracruz (-2.6%).

En tanto que en Michoacán, que mostró un decrecimiento anual de 10%, se debió a la fragilidad política que vive el territorio, una menor inversión en proyectos; y a que el puerto de Lázaro Cárdenas ha entrado a la dinámica débil del comercio internacional.

La Actividad Industrial se compone de manufactura, construcción, minería y distribución de energía eléctrica y agua.

Avanzan a menor ritmo

En comparación con igual periodo del 2014, de los nueve estados petroleros del país, siete perdieron dinamismo. La lista la encabeza Puebla, que retrocedió 15.1 puntos porcentuales; le siguieron Tamaulipas (9.1 puntos), San Luis Potosí (2.6 puntos), Campeche (1.6 puntos), Nuevo León (1.0 puntos), Tabasco (0.9 puntos) y Veracruz (0.7 puntos).

La mayor pérdida industrial se presentó en el estado de Aguascalientes, que pasó de un crecimiento anual de 25.4% en octubre de 2014, a un incremento modesto de 1.6% en el mismo mes del año pasado.

Declive

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, indicó que los resultados de la Actividad Industrial muestran el efecto directo de la actualidad petrolera en casi 30% de los estados y, además, manifiesta un efecto secundario en las finanzas públicas; es decir, la distribución del gobierno federal por ingresos petroleros también es menor por este declive en precio y en la producción.

En sentido opuesto, Sinaloa presentó el mayor crecimiento de la actividad industrial del país, con un crecimiento de 17.6% anual en octubre, así como el segundo mejor comportamiento respecto del observado en el mismo mes de 2014, con un aumento de 12.8 puntos porcentuales, detrás de Baja California Sur (44.9 puntos).

En este sentido, el especialista advirtió que los resultados positivos de Sinaloa y Baja California Sur se deben, principalmente, a su baja participación en la producción petrolera.

Minería, un sector castigado

La minería es el sector que muestra de mejor manera la secuela del petróleo. A nivel nacional, lleva 17 meses consecutivos registrando tasas anuales negativas.

De los 21 estados que tuvieron variaciones anuales negativas en el sector de minería, siete son productores petroleros; de éstos, Tamaulipas muestra un retroceso de 17%, Nuevo León 10.8% y Coahuila 10.4 por ciento.

Sobresale que el estado de Veracruz hiló 31 meses con cifras negativas en minería, cuya economía ocupa el sexto lugar a nivel nacional y entre sus sectores más relevantes se encuentran la industria y la energía.

La industria manufacturera es el principal motor de la economía mexicana al representar cerca de una quinta parte de la actividad económica. Si bien no presenta el mismo estado de depresión de la minería, sí ha dibujado una tendencia de desaceleración.

De las nueve entidades que cayeron en el apartado de producción manufacturera, destacan las disminuciones en Michoacán (18.7%), Tabasco (16.5%), Veracruz (11.9%) y Quintana Roo (6.9 por ciento).

La mayor pérdida de dinamismo manufacturero se dio en Tabasco, al pasar de un crecimiento de 32.2% en el décimo mes del 2014, a una caída de 16.5% en igual periodo del 2015.

[email protected]