El secretario de Finanzas del Estado de México, Rodrigo Jarque Lira, dio a conocer que a pesar de la pandemia de Covid-19, el financiamiento a la inversión pública en la entidad este año supera los 25,000 millones de pesos.

Al inaugurar el 13 Foro Subnacional de Finanzas e Infraestructura de Latin Finance, el secretario estatal aseguró que la razón por la cual la entidad ha apostado en invertir en proyectos públicos es porque así se asegura un mejor desarrollo económico. 

Además, otro factor por el cual están apostando por invertir en proyectos públicos es porque se busca asegurar el camino a la recuperación, además de que se enfrentan los nuevos retos derivados de la crisis sanitaria por Covid-19.

“La infraestructura social y de alto impacto es indispensable para promover el desarrollo económico, la generación de empleos y la productividad; insumos necesarios para mejorar el bienestar de la población”, precisó. 

Sobre las estrategias que ha seguido la entidad mexiquense para lograr esta inversión, detalló que consistieron en cuidar el presupuesto en infraestructura y sectorizar los rubros que provocan un alto impacto para mejorar la economía.

Señaló que la pandemia plantea una nueva normalidad que “está fuera del alcance de cualquier experiencia reciente, por lo que se requieren herramientas innovadoras de conocimiento y soluciones completamente nuevas en el mundo”.

“El mundo ha cambiado, habrá para la humanidad un antes y un después de esta pandemia”, dijo.

Retos de los gobiernos estatales

Rodrigo Jarque puntualizó que ante esta contingencia sanitaria, el reto de gobiernos, empresarios y financieros es multiplicar el desarrollo a través de la inversión pública.

Además, reiteró que los gobiernos locales deben reflexionar sobre la eficiencia y sostenibilidad de las finanzas públicas, esto debido a que necesitan fortaleza para enfrentar la crisis ocasionada por el Covid-19.

Asimismo, expuso que ante el posible rebrote del virus y ante el hecho de que las consecuencias económicas continuarán, incluso más allá del 2021, se necesitarán presupuestos flexibles para su atención y un desarrollo sectorial en diferentes mercados, donde la prioridad deberá ser la de cuidar el presupuesto en infraestructura.

kg