Monterrey, NL. De enero a abril algunos segmentos de vivienda tuvieron crecimiento en Nuevo León, debido al déficit de vivienda, a la baja en las tasas de interés y a que el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) ha continuado ofreciendo créditos. Sin embargo, se prevé freno en el desarrollo de vivienda por el cierre de actividades no esenciales por la pandemia del Covid-19.

“En el país se habla que hay un déficit de 10 millones de vivienda, eso empuja a una demanda a pesar de la crisis, otro factor que ayuda, es que el Banco de México está reduciendo la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) está al 5% anual, lo que favorece que bajen  los pagos mensuales de la hipoteca”, comentó a El Economista, Jorge Paredes Guerra, presidente de Realty World México.

“Lo que sí se va a ver es un freno en la oferta porque estuvieron detenidas las construcciones de vivienda dos meses, y no se construyeron las suficientes viviendas que el mercado está absorbiendo”, puntualizó el directivo.

En Nuevo León varios sectores tuvieron crecimiento de enero al mes de abril. El boom se experimentó en la venta de casas tradicionales, -con un rango de precio de 528,000 a 924,000 pesos-, con la colocación de 4,229 casas habitación, esto representó un incremento de 40.31% con respecto al mismo periodo del año pasado.

En el caso de vivienda nueva, Nuevo León fue líder nacional con 14,443 viviendas en el primer cuatrimestre del año, y un crecimiento de 14% con relación al mismo periodo del 2019.

Por el contrario, en vivienda usada, se vendieron 3,276 casas habitación, lo que significó una caída de 15.7% con respecto al primer cuatrimestre del año anterior.

[email protected]