Guadalajara, Jal. En el proyecto de diversificación de mercados para la exportación, Perú se perfila como una importante área de oportunidad tanto para Jalisco, como para otros estados del Occidente del país, dijo a El Economista el cónsul honorario del país sudamericano en Guadalajara, Alejandro Malacara Ortiz de Montellano.

“En la industria automotriz hay muchos fabricantes de productos automotrices en Perú que están siendo proveedores de empresas mexicanas; en materia de minería, que es uno de los sectores más importantes en Perú, empresas de ese país están teniendo mucha relación con firmas de Chihuahua y de Sonora; y con Jalisco, hay cada vez mayor relación comercial en el tema agroindustrial”, detalló Malacara.

El cónsul honorario destacó que una de las ventajas que tiene Jalisco para exportar productos alimenticios a Perú es que mientras en México es invierno, en el país andino es verano, por lo que cuando allá baja la producción de ciertos alimentos, Jalisco y los estados vecinos pueden abastecerlos.

El objetivo, explicó, es trabajar en conjunto México y Perú para aprovechar la Alianza del Pacífico y poder exportar a los mercados asiáticos.

“¿Quiénes son nuestros compradores finales? Obviamente los países que están en el Pacífico, como pueden ser los chinos, coreanos, japoneses, vietnamitas. Es muy interesante cómo se están haciendo vinculaciones entre empresas peruanas y empresas mexicanas”, precisó.

A decir de Malacara Ortiz de Montellano, el intercambio comercial entre México y Perú asciende a 2,000 millones de dólares anuales y Jalisco participa principalmente en los sectores agrícola, alimenticio y manufactura.

“A Perú le interesa mucho la parte de tecnología, y, de hecho, vamos a tener varias visitas de ingenieros mexicanos que van a ir a Perú; tenemos un grupo de 40 ingenieros que van a ir en el mes de marzo, tanto ingeniería civil como mecánica y eléctrica”, puntualizó el Cónsul honorario.

El presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) de Occidente, Miguel Ángel Landeros Volquarts, indicó que al cierre del 2019 las exportaciones jaliscienses rondaron los 45,000 millones de dólares, de los cuales más de 60% tuvo como destino Estados Unidos, por lo que el sector exportador trabaja en la apertura de nuevos mercados.

“El reto está en cómo ampliar aún más nuestras exportaciones y aprovechar la plataforma logística que tenemos en el estado. El panorama para el sector no es malo, es retador en el sentido de no solamente voltear a ver a Estados Unidos sino a otros mercados, a otras economías”, subrayó.

[email protected]

kg