Querétaro, Qro. Pequeños comerciantes y locatarios radicados en Querétaro han cerrado sus puertas frente a la emergencia sanitaria por el Covid-19.

La presidenta de la Federación de Comerciantes, Locatarios Establecidos y Prestadores de Servicios (Fecopse), Rocío Alvarado, dijo que 70% de los 2,800 socios, es decir, cerca de 1,960 pequeños comercios han cerrado desde este martes 7 de abril, para acatar la disposición federal de suspender actividades no esenciales hasta el 30 de abril.

“Efectivamente, también ya estamos parando, se puede decir que 70% de los giros que se venden en tianguis ya no podrán laborar, solamente se les va a permitir productos de primera necesidad, alimentos preparados, eso conlleva a tener pérdidas. Estamos hablando de cerca de 2,000 personas que se van a quedar sin laborar en ese sentido por parte de esta organización, pero esto es para todos, ya lo hemos estado viendo con el ejemplo de otro tianguis, de otros municipios que ellos en su totalidad sí pararon todos”, agregó.

Los microempresarios pasan por un complejo escenario que se agudiza en los establecimientos no esenciales, debido a que en algunos casos se han visto forzados a hacer uso de su capital de trabajo, principalmente los que se dedican a rubros catalogados como no esenciales.

“Nos preocupa mucho una situación que estamos viviendo, que son nuestros empleados, por lo menos un empelado sí tenemos los comerciantes, ahorita si nosotros nos vemos afectados, pues imagina ellos que dependen de nosotros, la verdad es que sí está difícil que ahorita encuentren trabajo. Nosotros hasta donde podemos nos sostenemos, pero ya un sueldo va a ser muy difícil”, dijo Alvarado.

Ante este escenario, dijo, se prevé que la totalidad de los comerciantes perciban afectaciones económicas, derivado de las limitaciones de distanciamiento social.

“La verdad es que a nosotros nos conviene que ya esto pare, en ese sentido que si con esto ayuda a que ya no se propague más, para que termine pronto, estamos de acuerdo en que esto ya no se alargue más; pero sí puedo decir que desgraciadamente la economía de los comerciantes de tianguis se ve afectada en 100% porque nosotros vivimos al día”, explicó.

Preocupación

En relación con la propuesta que hasta ahora ha planteado el gobierno federal para reactivar la economía nacional, agregó que en este plan no se distinguen propuestas concretas para proteger de la quiebra a los pequeños comerciantes y de las microempresas, así como para evitar el cierre de aquellas firmas que a su vez sostienen a la plantilla laboral de quienes consumen a estos comercios.

“Nosotros esperábamos que el gobierno federal se declarara a favor del comerciante en pequeño, de apoyo a las pymes, microempresas, microempresarios, para que la gente no pierda su empleo, porque nosotros dependemos de la gente que trabaja, de la que va a visitarnos a los tianguis, son quienes ganan salarios en las empresas y la verdad es que vimos que no hay nada concreto, no vi que hablara de créditos a comerciantes, dice que va a crear nuevos empleos, pero los empleos ya los tenemos, nada más queremos un impulso, un crédito”, declaró.

En tanto, refirió que la Federación ha sostenido reuniones con servidores públicos municipales y estatales, con quienes han tenido diálogo para expresarles las condiciones en las que se encuentran los pequeños comercios, por lo que confió que en el ámbito local se planteen programas en beneficios de los pequeños empresarios.

Rocío Alvarado instó a que en las iniciativas que se implementen en el ámbito municipal también se incluya a los comercios que aunque no están inscritos en el padrón capitalino, pero que sí permanecen activos a ser negocios de reciente creación.

“Están en pláticas de ver qué tipo de apoyos se nos van a desarrollar para nosotros lo comerciales, claro los que estamos registrados porque ya tenemos registro dentro de un padrón de municipio, pero abogo por toda esta gente que no está empadronada, que son nuevos, pero se dedican al comercio porque no tuvieron de otra, porque se quedaron, es un empleo; estamos hablando de gente de más de dos o tres años que ya están laborando”, acotó.

Asociaciones locales de comerciantes en pequeño han solicitado a autoridades estatales que implementen programas que incentiven la permanencia de los establecimientos, debido que cuentan con bajos flujos de recursos, pero con egresos constantes.

También proponen la creación de un acuerdo con cajas populares, para que generen nuevos esquemas de pagos frente a la contingencia.

A nivel estatal, la delegación Querétaro de la Cámara Nacional del Comercio, Servicios y Turismo prevé que la disposición de detener actividades no esenciales implicará el cierre de entre 80 y 90% de los comercios del estado, así como de 60 plazas comerciales. Esta medida impactará en que paren entre 200,000 y 250,000 empleos; sin embargo, algunos de ellos trabajarán desde casa o se encontrarán en aislamiento, de acuerdo con información de la cámara.

[email protected]

kg