En lo que va de la administración del municipio de San Juan del Río, se han detectado cinco tomas clandestinas en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), informó el alcalde Guillermo Vega Guerrero.

Si bien destacó que se ha logrado detener a cerca de cinco personas por dichos acontecimientos, consideró que la paraestatal no ha sido responsable en el cuidado de su infraestructura.

Vega Guerrero advirtió que solicitó a Pemex instalar una oficina en el municipio para que acudan a tapar las tomas cada vez que se descubre una nueva.

Vamos a fortalecer la vigilancia y seguir pidiendo a Pemex, porque desde octubre solicité apoyo, pero a ellos le corresponde cuidar los ductos, no es atribución de gobierno municipal. Voy a pedir apoyo para fortalecer a nuestras corporaciones porque de cada 10 incidentes de magnitud, la mitad tiene qué ver con Pemex , comentó.

Incidente

La madrugada del martes se registró una explosión en el Barrio de la Cruz en la demarcación, que dejó a cuatro bomberos y una policía del municipio heridos.

Tras atender dicho percance, Guillermo Vega dijo que en el establecimiento presumiblemente un taller mecánico se ordeñaba un gasoducto.

La PGR tomó cartas en el asunto, ordeñaban el ducto y llenaban las pipas, se trataba de cuatro pipas de 10,000 litros de capacidad. Quienes llevan a cabo la apertura de ductos son gente que tiene conocimiento especializado , reiteró.

El secretario de gobierno, Juan Martín Granados Torres, reconoció que la explosión es producto de la delincuencia organizada.