Querétaro ocupa el penúltimo lugar de participación laboral a nivel nacional, debido a que sólo 53.5% de Población en Edad de Trabajar (PET) es parte de la Población Económicamente Activa (PEA). De acuerdo con el informe trimestral de la Subsecretaría de Empleo y Productividad de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Veracruz posee la participación más baja, con únicamente 52.4 por ciento.

Al tercer trimestre del 2016, la PET en Querétaro era de casi 1 millón 507,000 personas; la población trabajadora en la entidad alcanzaba 773,470 personas, mientras que 33,000 se encontraron en busca de una oportunidad de trabajo. Lo que representaría que la fuerza productiva de trabajo podría incrementar con la llegada de nuevas empresas, pues pese a existir mano de obra latente en la región, hay un gran porcentaje que no se ocupa.

Los tres estados que encabezan este indicador son Quintana Roo, con 68.1%; Colima, con 67.2%, y Baja California Sur, con 65.7%, mientras que la media nacional se ubicó en 60.2 por ciento.

Fuerza laboral joven

Por otra parte, queda de facto que la principal fuerza de trabajo se encuentra entre los jóvenes, pues representan hasta 47% del total de la PEA; asimismo, se destaca que dentro de las personas que están laborando, hay una población de 22,688 que no recibe remuneración económica por sus servicios, con actividades entre las que se incluye el trabajo doméstico y el cuidado de adultos mayores y de niños.

En el informe se detalla que de la población que sí se encuentra ocupada en alguna actividad económica, cerca de la tercera parte (288,000) percibe de dos a cinco salarios mínimos en ingresos, seguidos por 135,000 trabajadores que perciben de uno a dos salarios mínimos.

No obstante, el informe detalla que de la población que recibe los mejores ingresos que van de cinco o más salarios mínimos al día 74.5% corresponde a hombres y el resto a mujeres.

Lo anterior, lo deja entrever el Índice de Competitividad Estatal 2016 que elaboró del Instituto Mexicano para la Competitividad, en el que se menciona que la brecha salarial entre hombres y mujeres en el estado es de más de 22% (mientras que en otras entidades, como San Luis Potosí, ésta es de 8.3%) en parte porque los altos mandos corresponden a puestos en donde predominan los hombres.

No obstante, en general entre los estados, del 2005 al 2014 la brecha se redujo.