El Colegio de Economistas de Aguascalientes estima que 11,500 empresas de las más de 61,000 que hay en la entidad están en riesgo de desaparecer por la pandemia del nuevo coronavirus (19% del total); entre los factores destaca que no pueden hacer frente a los costos en la etapa de reactivación económica, además de que no hay coordinación entre los gobiernos estatal y municipales.

En conferencia de prensa virtual el secretario de Comisiones del organismo, José Gil Gordillo Mendoza, dio a conocer que realizaron un estudio sobre las unidades económicas que podrían no volver a operar; los sectores más afectados serían comercio, construcción, restaurantes y hoteles.

Precisó que se estarían perdiendo 11,207 de 56,039 microempresas ubicadas en la entidad, así como 250 de 3,564 pequeñas, mientras que 33 de 1,193 medianas y seis de 528 grandes empresas.

Asimismo, expuso que estiman que se puedan perder 60,700 empleos, que representarían 11% de la población ocupada. Precisamente, 34,000 personas del sector comercio, 13,500 trabajadores de la industria de la construcción y 13,200 de restaurantes y hoteles.

“Lo que queremos es dimensionar el impacto que podría tener la pandemia en el cierre de empresas y en el número de empleos perdidos. Buscamos que estas estimaciones no se conviertan en una realidad, son para que se pueda cambiar el rumbo, se puedan cambiar las acciones y estrategias que está llevando a cabo el gobierno estatal y los gobiernos municipales”, dijo.

Escenarios

El presidente del Colegio de Economistas, Jael Pérez Sánchez, dio a conocer los factores que están propiciando este posible escenario, donde resalta que las empresas necesitan apoyos económicos para hacer frente a los costos en la etapa de reactivación económica, como pago de sueldos y servicios, además de que no hay coordinación entre los gobiernos estatal y municipales, ya que están llevando estrategias diferentes de reactivación y no se optimizan los recursos económicos que tienen como fin ayudar.

Recordó la propuesta del organismo, que busca establecer un Centro de Inteligencia de Datos estatal, el cual podría ayudar a que haya mejor coordinación entre los gobiernos y un control del número de empresas afectadas.

Indicó que la pandemia, así como sus peores efectos negativos, podrían darse entre agosto y septiembre, ya que existe el riesgo de que en ese tiempo haya más contagios por toda la etapa de reapertura.

[email protected]