Puebla, Pue. Para garantizar que funcione el Pacto Oaxaca, que integra a nueve entidades del país, es necesario que se impulse la homologación en mejora regulatoria para reducir trámites, involucrando a los más de 1,300 municipios que conforman la zona sur-sureste.

Así lo comentó Manuel Pérez Cárdenas, jefe de la Oficina de la Presidencia de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin), quien insistió que Puebla, Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Guerrero, Yucatán, Campeche y Quintana Roo deben caminar por una misma dirección, partiendo desde una agenda estratégica que detone la economía y empleos con la atracción de inversiones.

Indicó que lo anterior no se puede lograr si los ayuntamientos son indiferentes en colaborar con autoridades estatales para reducir trámites, por ejemplo, en permisos de construcción y de funcionamiento.

El director del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del Centro de Investigación y Docencia Económicas, Eduardo Sojo Garza-Aldape, detalló que se tienen los elementos cualitativos y cuantitativos de cómo está la región.

Además, hay 10 estrategias con proyectos concretos y específicos para desarrollar la región del sur-sureste, los cuales se definirán para su presentación a los gobernadores de los nueve estados que integran el pacto y al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se trata de un esfuerzo mediante el modelo de triple hélice, donde participarán gobierno, empresarios y academia, para contribuir a sacar del rezago económico, educativo, empleo, seguridad y de inversión a las nueve entidades que comprenden 30 millones de habitantes.

“El trabajo debe versar en detonar las inversiones de distinta naturaleza y tengan una articulación entre los estados, generar nuevas empresas y actividades productivas en tecnológica y científica, industria espacial, porque existe un potencial grande”, mencionó Eduardo Sojo.

Alertó que la región sur-sureste ha venido perdiendo peso en el Producto Interno Bruto per cápita nacional al pasar de un desfase de 45 a 58% entre el 2003 y el 2018, lo cual debe obligar a enfocar mejores estrategias y que se pueda conseguir partiendo de una agenda que cumplan las entidades que firmaron el Pacto Oaxaca.

Prioridades

Por su parte, la secretaria de Economía de Puebla, Olivia Salomón Vibaldo, destacó que en el caso de la entidad se enfocarán en mejorar la infraestructura del aeropuerto Hermanos Serdán, así como invitar a las empresas distribuidoras de energía y gas para que ofrezcan precios competitivos en los nueve estados.

Destacó que al ser Puebla paso obligado hacia el centro de país también representa un lugar estratégico para las inversiones, por lo cual fomentan las ventajas competitivas para diversificar las actividades productivas, siendo “el turismo una industria sin chimenea que está ganando terreno en la economía local”.

El gobierno local está trabajando en consolidar a Puebla como el asiento de los negocios, por lo que también apuestan por organizar misiones comerciales para que empresarios poblanos busquen otros mercados.

Los especialistas coincidieron en que la región se debe transformar, a través de inversiones nacionales y extranjeras, ser más modernizados y competitivos para llegar a los mercados asiáticos y europeos.

En agosto del 2019, los mandatarios de las entidades referidas suscribieron el Pacto Oaxaca. Hacia un Sur Sureste del Futuro, a fin de potencializar a la región que conforman; además, se busca un intercambio para mejorar las prácticas en desarrollo industrial, económico, de infraestructura, social, rural y urbano.

[email protected]