A cuatro días de la elección local, la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) llamó a la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN)a firmar un pacto de civilidad política con los candidatos a la alcaldía capitalina.

Lo anterior luego de que cerca de 100 panistas encabezados por el dirigente estatal albiazul, José Luis Báez Guerrero, se manifestaran frente a Palacio de Gobierno, destruyeran propaganda de su candidato Armando Rivera e, inclusive, militantes exhibieron cabezas de puerco aludiendo guerra sucia.

El dirigente estatal del PRI, Braulio Guerra, reprobó este tipo de manifestaciones al considerarlas como regresiones.

El PRI defiende de manera categórica al gobernador José Calzada Rovirosa, quien se ha mantenido totalmente respetuoso del proceso electoral; ha mantenido un entendimiento entre el ejercicio del despacho del Poder Ejecutivo y los procesos electivos que transcurren a través de las fuerzas políticas de Querétaro , consideró.

Irresponsabilidad

En tanto, el secretario de Gobierno, Jorge López Portillo Tostado, calificó estas manifestaciones como irresponsables.

Indicó que este tipo de actos constituyen una expresión grosera hacia el Ejecutivo estatal y hacia los mismos candidatos. Recordó que hasta el momento en la entidad se han conservado los términos razonables a lo largo de las campañas electorales.

El planteamiento se atiende para evitar esta situación e invitamos a todas las organizaciones políticas a mantener el clima razonable que ha habido en la contienda , dijo.

Deslinde

Sin embargo, el dirigente estatal del Partido Acción Nacional, José Luis Báez Guerrero, destacó que la muestra de este tipo de expresiones no fueron compartidas por la dirigencia panista.

Lamentamos que el clima político en la entidad se enturbie al grado de que algunos ciudadanos, a iniciativa propia y hartos de este tipo de acontecimientos, manifestaron su molestia exhibiendo un par de cabezas de cerdo, expresión que no compartimos , aseveró.

[email protected]