Monterrey, NL. El diputado local del PAN, Mauro Guerra Villarreal, indicó que es urgente trabajar en un plan estratégico para atender la crisis humanitaria que están viviendo los haitianos en varios estados, entre ellos Nuevo León, y buscar acciones concretas para que desde los distintos niveles de gobierno, se pida al gobierno federal que resuelva esta situación.

Miles de Haitianos han llegado en camión a Monterrey desde el pasado domingo, y están buscando un refugio en casas para migrantes como Casa Indi, mientras que otros pernoctan en la central de autobuses, donde les han negado comprar un pasaje para llegar a la frontera de Coahuila.

El diputado Mauro Guerra Villarreal presentó un punto de acuerdo al pleno del Congreso estatal con un exhorto al Instituto Nacional de Migración (INM) para que levante un censo de los puntos donde se encuentran los migrantes en la entidad y se informe a la brevedad a las autoridades estatales y municipales.

Asimismo, exhortan a la Secretaría de Hacienda a que en el Presupuesto de Egresos de la Federación se asignen mayores recursos a los estados de la frontera norte, como Nuevo León, con el fin de que puedan enfrentar la llegada de migrantes y refugiados.

También exhortaron al titular del gobierno estatal y de los municipios para conocer la ubicación y las condiciones en las que se encuentran los migrantes.

Alertó que las condiciones de pobreza del caribe, como violencia, delincuencia y regímenes antidemocráticos hacen que sean precarias las condiciones de vida de los ciudadanos.

Esto en conjunto con las políticas migratorias del gobierno federal actual “han creado la tormenta perfecta para (provocar) una crisis de inmigrantes sin precedentes en México, que de no ser atendida en los estados fronterizos como Nuevo León nos llevará a una crisis humanitaria, de salud y derechos humanos”, alertó el legislador y presidente del PAN en Nuevo León.

El profesor investigador de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, Jorge Lera Mejía, comentó que el pasado 17 de septiembre llegaron 12,000 migrantes haitianos a Ciudad Acuña y Piedras Negras, Coahuila, en su desesperación por cruzar hacia Estados Unidos.

Agregó que los ciudadanos de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas saben que las autoridades migratorias de Estados Unidos no les darán asilo y los migrantes tendrán que regresar a las ciudades fronterizas, donde habrá hacinamiento en tiendas de campaña, casas de migrantes y hasta en la rivera del Río Bravo. Los migrantes, también están expuestos a amenazas del crimen organizado.

Lera Mejía estimó que antes ya se habían concentrado más de 25,000 migrantes de origen centroamericano en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, más los miles de migrantes que actualmente viajan hacia Ciudad Juárez, Nogales y Tijuana.