El exaspirante al Senado por el Partido Acción Nacional, Raúl Orihuela, regresó a la Presidencia municipal de Tequisquiapan en medio de acusaciones y un conato de bronca.

Simpatizantes del panista lo acompañaron entre coros y pancartas que pretendían legitimarlo, mientras impedían el acceso a la Presidencia municipal del edil interino, Héctor Pintor.

Demanda

Durante el tiempo que Héctor Pintor estuvo al frente de la alcaldía, denunció una serie de presuntas irregularidades cometidas durante la gestión de Orihuela y presentó una demanda por peculado en la Procuraduría General de Justicia del estado.

El edil interino pretendió ingresar a la Presidencia municipal acompañado del regidor del Partido de la Revolución Democrática, pero fue agredido por los seguidores de Orihuela.