Guadalajara, Jal. Con un capital inicial de entre 125 y 150 millones de pesos, este miércoles comenzará a operar Redwood Ventures, un fondo de capital de riesgo para invertir en empresas con base tecnológica (startups) que, según sus promotores, es el primero en su tipo en el occidente del país.

“Es un fondo agnóstico de industria; es decir, nos interesa ver proyectos de cualquier sector o de cualquier industria siempre y cuando tengan como común denominador esa base tecnológica, además de ser empresas o startups con productos o servicios escalables que tengan un flujo positivo en el corto plazo”, explicó Ian Paul Otero, general partner (socio general) del grupo.

“Logramos integrar capital de varios empresarios muy importantes de la región, incluso de algunos empresarios del norte del país, para integrar una bolsa de entre 125 y 150 millones de pesos para ser invertidos entre 11 y 13 empresas en una primera etapa con un ticket promedio de 3 millones de pesos”, puntualizó.

Otero detalló que en un inicio, se fondearán dos empresas y quedará reservado 60% del fondo; es decir, alrededor de 80 millones pesos para participar en rondas subsecuentes, ya sea sobre las mismas empresas apoyadas en la primera etapa o en aquellas que requieran un ticket más alto.

“Nuestro modelo como fondo también es innovador, tenemos pocos inversionistas, pero todos muy relevantes con la intención, no sólo de aportar capital a las startups, sino además, convertirnos en ese socio estratégico que es tan importante para un negocio sobre todo en etapa temprana”, dijo Ian Paul Otero.

Indicó que a diferencia de otros fondos, Redwood Ventures inyectará capital a empresas de sectores tradicionales como calzado, construcción, joyería, textil o alimenticio, siempre y cuando tengan una base tecnológica, además de que está conformado con socios estratégicos que participarán de tiempo completo con los emprendedores con el objetivo de definir indicadores clave para medir su desempeño.

Marco Villaseñor, también general partner en el fondo, refirió que los emprendedores obtendrán capital y apoyo para implementar mejores prácticas corporativas y de operación que les permitan escalar sus modelos de negocio, mientras que los inversionistas obtendrán algo más que rendimientos.

“Los inversionistas buscan un rendimiento atractivo superior a lo que pudieran ofrecer instrumentos convencionales; una empresa que sea muy exitosa puede obtener un retorno de inversión sumamente atractivo, y lo otro es que tienen acceso de primera mano a ver tipos de emprendedores y proyectos de emprendimiento de alto potencial que pudieran eventualmente complementar sus portafolios de productos y servicios”, explicó Villaseñor.