Cancún, QR. La Asociación de Clubes Vacacionales de Quintana Roo (Acluvaq) cerró el 2019 con una ocupación promedio de 85%, casi 10 puntos porcentuales por debajo de la proyección para el segmento de los tiempos compartidos. 

Miriam Cortés, directora ejecutiva de Acluvaq, comentó que este organismo cuenta con 40,000 cuartos hoteleros en todo el estado, los cuales representan casi la mitad de la oferta hotelera de Quintana Roo. 

Entre los principales factores que afectaron a esta industria mencionó el auge de las rentas vacacionales tipo Airbnb las cuales aseguró, acaparan hasta 17% de la oferta de asientos de avión disponibles desde destinos nacionales e internacionales hacia Cancún. 

Si a eso se suman el crecimiento de cuartos hoteleros en todo el estado, las noticias de inseguridad y el fenómeno del sargazo, “pues tenemos una tormenta perfecta que nos afectó a todos, y sería poco realista atribuirle a un sólo fenómeno los resultados del año pasado”, dijo. 

Sin embargo, consideró como prioritario que desde los gobiernos municipales se imponga una regulación que obligue a pagar sus impuestos a quienes rentan casas particulares, pues el fenómeno dejó de ser una economía colaborativa que ayude a una familia a obtener un recurso extra para convertirse en una industria que actualmente representa más de 15% de la oferta de alojamiento en todo el estado. 

Hay inversiones en curso de edificios habitacionales con más de 30 departamentos que serán destinados enteramente a la renta bajo este esquema, es decir, son hoteles construidos como viviendas que no pagan ninguna de las obligaciones fiscales que sí deben cubrir los hoteles tradicionales, aseguró.  

“Si van a operar como hoteles, que paguen lo que un hotel paga en términos de impuestos y servicios comerciales como recolección de basura, licencias de funcionamiento, anuencias de Protección Civil, añadió. 

Lamentó que desde el año pasado se anunció una regulación municipal de las rentas vacacionales, pero a la fecha ni siquiera hay certeza de que estén pagando el Impuesto al Hospedaje que se acordó desde el 2018 mediante un convenio con el gobierno del estado. 

Sector náutico  

En entrevista aparte, Iván Ferrat, presidente de los Asociados Náuticos de Quintana Roo, informó que este sector cerró el 2019 con 9% a la baja en la prestación de sus servicios, en comparación con el 2018, por lo que afinan estrategias de promoción a nivel nacional e internacional con la intención de recuperar los segmentos de mercado perdidos.   

Coincidió con la directora ejecutiva de Acluvaq en que la caída no puede atribuirse a un solo fenómeno, a pesar de que el sector náutico fue el más afectado con el fenómeno del sargazo el cual se extendió durante varios meses a lo largo del año; a su vez, se sumó el cierre de puertos durante varios fines de semana por mal tiempo. 

Adelantó que para el mes de febrero acudirán al Boat Show en Miami para llevar las promociones de los agremiados, con el fin de incrementar el flujo de turistas a la entidad movidos por la oferta de servicios náuticos que ofrece el destino. 

Añadió que la inseguridad es otro de los factores que han afectado la afluencia de viajeros al destino, pues influye directamente en la elección a la hora de la compra de los paquetes vacacionales, lo cual se vio reflejado en la disminución del turismo estadounidense, el cual no logró ser compensado con el crecimiento de otros mercados como el colombiano o el canadiense, los cuales crecieron a doble dígito, pero no lograron amortizar la caída a lo largo de todo el año. 

[email protected]