Con el fin de detonar el turismo en Colima y no perder presencia internacional, el gobierno del estado apuesta por una alianza regional con Jalisco y Michoacán.

En el marco de la presentación de la campaña turística “Del mar a la montaña”, María Luisa del Carmen Íñiguez Méndez, titular de la Secretaría de Turismo de Colima, explicó que ante la eliminación del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) se desarrolló una estrategia entre los estados que conforman la región de Occidente para no perder presencia internacional y así poder atraer más turistas.

La actual administración federal, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, optó por la desaparición del CPTM, cuyos recursos (8,000 millones de pesos anuales) se destinarán a la construcción del Tren Maya, uno de los proyectos regionales más importantes del sexenio.

Sobre ello, la secretaria señaló que la alianza entre Jalisco, Michoacán y Colima surge por la buena relación que hay entre los estados, y también ante la necesidad de potencializar el mercado.

La estrategia consiste en crear una serie de rutas que permitan visitar los tres estados, cuidando que no se afecte la economía del visitante, expuso.

“Específicamente, es un circuito o ruta de Pueblos Mágicos. Proponemos que el visitante recorra los que hay en las tres entidades y los precios son atractivos. Los recursos obtenidos se destinarán para las mejoras de infraestructura de los Pueblos Mágicos”, añadió.

En el 2019, como resultado de la política federal de austeridad, al Programa de Desarrollo Regional Turístico Sustentable y Pueblos Mágicos no se le otorgó presupuesto (en el 2018 fueron 586 millones de pesos).

“Somos muy buenos vecinos (Colima, Jalisco y Michoacán) y hemos estado muy en contacto. Actualmente estamos desarrollando una ruta sobre todos los municipios de Jalisco que son vecinos al área del volcán. Para el Festival Internacional de Gastronomía y Vino de México, Morelia en Boca, la entidad colimense fue el invitado especial”, refirió Íñiguez Méndez.

Detalló que las tres entidades están acudiendo a eventos en Canadá y Estados Unidos para promocionar los destinos y también dar a conocer su gastronomía.

“También tenemos una invitación internacional que estamos trabajando para febrero próximo en conjunto los tres estados”, destacó.

Agregó que la campaña de promoción turística “Del mar a la montaña” es la más reciente apuesta para posicionar a Colima en todo el país, y tuvo una inversión de 1.2 millones de pesos.

“Estamos dando a conocer los atractivos del destino a través de medios y redes sociales. Garantizamos que se podrá disfrutar de una diversidad de ecosistemas en un sólo lugar (nieve y playa a una hora de distancia) a bajo costo”, explicó.

Al alza

En tanto, el gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, aseveró que se han hecho varios esfuerzos para detonar el turismo en la entidad, por lo que en los últimos años ha incrementado el número de visitantes y la derrama económica.

“En el 2015 cerramos con una afluencia de 750,0000 personas. Para el 2018 pasamos a 1 millón 44,000 personas, y con esta alianza regional para el 2019 esperamos incrementar el número de visitantes”, manifestó.

Aseguró que en el 2015 la ocupación hotelera rondó en 39.6%, con una derrama económica de 3,246 millones de pesos; para el 2018 la ocupación pasó a 44.2%, con una derrama de 4,500 millones.

“Desde siempre se han dado sinergias con los estados vecinos (Jalisco y Michoacán). El Aeropuerto Internacional de Manzanillo recibe a muchos visitantes que van para Jalisco y Michoacán. El turismo no actúa en base a fronteras”, sostuvo.

Sin afectaciones

El mandatario comentó que la violencia en Colima no es un fenómeno único y es reflejo de la situación nacional.

“La situación que se vive en Colima no es distinta a lo que se vive en el país. Lamentablemente, como en otras entidades federativas se observan problemas delictivos. A pesar de todo, el turismo no se ha visto afectado”, acotó.