Querétaro, Qro. El Bajío se afianza como una zona con alto potencial, por lo que se gestan proyectos de suelo industrial para dar cabida al arribo y crecimiento de empresas.

Pese a la coyuntura económica que enfrenta el país, aunado a una posible renegociación comercial con Estados Unidos, se observa confianza en la continuidad de inversiones en dicha zona, explicó el director del Parque Industrial El Marqués, complejo de Grupo Marqués, Edmundo Díaz Sáenz.

Hay confianza para invertir en Querétaro, en el Bajío, en nuestro parque , aseguró.

Referente al parque queretano, las 105 empresas que lo integran muestran estabilidad en sus operaciones e incluso delineando proyectos en expansión, aunó el directivo.

Al respecto, el presidente en Querétaro de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Esaú Magallanes Alonso, refirió que el primer trimestre del año ha sido positivo para el desarrollo de la industria en la entidad.

Complejos

En tanto, Grupo Marqués desarrollador de complejos industriales alista su nueva apuesta en Celaya, Guanajuato, donde cimenta un parque industrial proyectado para 200 hectáreas, a fin de dar cabida al crecimiento de la región.

Esta nueva oferta se suma a la que la firma tiene en Querétaro, a través del Parque Industrial El Marqués y que se adiciona a la oferta de suelo industrial en el Bajío.

La primera etapa albergará una superficie 50 hectáreas de las 200 previstas y que representa cerca de una tercera parte del proyecto, explicó Díaz Sáenz.

Con el desarrollo de este nuevo complejo, se observan clientes potenciales para la región, dilucidando el interés de empresas estadounidenses, japonesas y alemanas.

Hemos tenido la atención de algunos clientes que nos han pedido información , comentó.

Por su parte, que en el parque queretano El Marqués aún se cuenta con una disponibilidad de 90,000 metros cuadrados de superficie, para albergar nuevas empresas o para la expansión de las firmas establecidas.

Paralelo a estos proyectos, se gestan nuevos parques industriales en los municipios queretanos de Colón, Corregidora y El Marqués.

viviana.estrella@eleconomista.mx