Guadalajara, Jal. Las obras públicas que realizaron los gobiernos federal, estatal y municipal en el Centro Histórico de Guadalajara entre el 2015 y el 2020, que incluyeron la Línea 3 del tren ligero y el Paseo Peatonal Alcalde, generaron pérdidas al comercio organizado por 637 millones de pesos, de 2,983 empleos y el cierre de 253 establecimientos.

De acuerdo con la Agenda Pública del Centro Histórico 2021, que contiene las propuestas del comercio organizado de Jalisco para crecer, y que serán presentadas a todos los candidatos a las presidencias municipales como parte del foro Infórmate y Decide, en el 2019 el centro de Guadalajara sufrió una “saturación importante de obras que se desarrollaban de manera simultánea”.  

En tanto, como resultado de la pandemia por Covid-19, el sector turístico en el centro tapatío padeció afectaciones adicionales con una reducción en el 2020 de 56% en la afluencia de turistas en comparación con el 2019, una reducción de 50.1% en la derrama económica y una pérdida de 33% de los empleos en el sector.       

“Es momento de capitalizar estos esfuerzos y los proyectos consumados para emprender un programa serio y agresivo de reactivación que potencialice el centro como el corazón de la metrópoli”, afirmó el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Guadalajara, Raúl Uranga Lamadrid.

Indicó que la delegación Centro Histórico de la Cámara de Comercio elaboró un paquete de 21 propuestas para el rescate del centro tapatío, mismas que están ordenadas en cuatro ejes temáticos: centro seguro y en paz; combate a la economía ilegal; Centro Histórico competitivo, ordenado y sustentable, y Reactivación económica, comercial y turística.

“La segunda ciudad más grande del país requiere de una inversión, un orden, y un plan de crecimiento a la altura de lo que representa”, subrayó Uranga Lamadrid.

Para resolver la problemática, el comercio organizado de la ciudad propone que quienes lleguen a gobernar la capital de Jalisco implementen un plan ordenado de ejecución de obra pública para evitar colapsos viales y aminorar las afectaciones al comercio, e implementar un programa de compensaciones económicas para los negocios afectados.

Los comerciantes del Centro Histórico proponen, además, un programa de apoyos en trámites para redensificar y repoblar la zona.

estados@eleconomista.mx