El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, presentó ante empresarios y emprendedores un plan de infraestructura que busca acelerar el desarrollo económico de la entidad, incluso más allá de su periodo de gobierno.

Ante un salón lleno en el Club de Industriales de la ciudad de México, el Mandatario aliancista indicó que en los próximos años Oaxaca comenzará la construcción de poco más de una decena de proyectos de infraestructura importantes, con una inversión estatal y federal superior a los 46,000 millones de pesos como parte del nuevo Plan Estatal de Desarrollo, el cual se pretende se extienda hasta el 2035, por lo que conminó a los hombres de negocios a participar en esta apuesta.

Cué Monteagudo destacó a la par que seguirán impulsando el sector de energías limpias, por lo que anunció el inicio de la construcción de la planta eólica más grande de Latinoamérica, que constará con 110 aerogeneradores y una inversión conjunta entre Financiera McGuire y FEMSA, mayor a los 1,000 millones de dólares.

También los proyectos de construcción de las carreteras Puerto Escondido-Huatulco, Oaxaca-Istmo de Tehuantepec y la modernización de la vía que actualmente enlaza a los puertos de Salina Cruz, Oaxaca, y Coatzacoalcos, en Veracruz, que abrirán sendas de inversión.

Por otra parte, con el objetivo de abastecer de agua a la capital del estado y a sus 13 municipios vecinos, la presa Paso Ancho ha comenzado a edificarse, mientras que un penal de alta seguridad al sur de Oaxaca, un centro de convenciones, rellenos sanitarios, viviendas, entre otras obras, están proyectadas para construirse en los próximos años.

Tenemos un gran reto en materia de desarrollo social. Nuestro interés no es sólo generar las condiciones de oportunidades de empleo y la inversión, (...) sino también sacar adelante a Oaxaca en la parte social. Estamos diseñando con el gobierno federal la necesidad del alineamiento de las políticas públicas y de los recursos para atender a los municipios de más alta marginación, que en nuestro caso son casi 176 , comentó el Gobernador.

OBRAS DETENIDAS

En días pasados, entrevistado por El Economista, el gobernador comentó que entre los planes en puerta más ambiciosos se encuentra la construcción de un eje carretero de casi 500 kilómetros entre Oaxaca, Chiapas y Guerrero que posiblemente costaría 7,000 millones de pesos.

Asimismo, recordó que el proyecto Oaxaca-Costa se ha visto detenido, debido a que la empresa licitadora (la constructora Omega) no ha contado con el capital suficiente para iniciarlo, por lo que el gobierno estatal está gestionando la incursión de otras constructoras, como ICA, en el proyecto con el fin de agilizarlo.

La importancia de esta obra radica en reduciría notablemente el tiempo de traslado entre la ciudad de Oaxaca y Huatulco, con lo que buscan fortalecer su oferta turística conectando cultura y playa.

[email protected]