La compañía española OHL informó que una vez que tuvo conocimiento de la decisión del estado de Puebla de retirarle el contrato a 30 años para construir y operar el Libramiento Norte de la ciudad, procederá a contestar con los medios legales a que haya lugar, a través de un breve comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Basado en términos legales, el gobierno del estado anunció el día de ayer la decisión de rescate un bien público, tras la detección de importantes irregularidades en la adjudicación de la concesión, otorgada en el 2008 por el gobierno de Mario Marín debido a que no se realizó licitación alguna.

El documento oficial expone que a pesar de tratarse de una obra para mejorar el bienestar público, la administración del priista no acreditó los criterios de economía, eficacia, eficiencia, imparcialidad, honradez y trasparencia que aseguraran las mejores condiciones para el estado , realizando su adjudicación de manera directa.

klm