La ley de Ingresos del municipio de Querétaro, presentada el año pasado, propuso nuevos impuestos a los queretanos, como el cobro por el uso de inmuebles destinados a la prestación del servicio de hospedaje, por la fusión de uno o más predios, y por el cambio de uso de suelo.

Ante esta situación, Manuel Ríos, presidente de la delegación en el estado de la Asociación Nacional de Fiscalistas, indicó que cualquier incremento que se le haga a la ciudadanía no será bien visto, teniendo en cuenta la situación económica del país.

Sin embargo, explicó que la reingeniería que se hizo en el impuesto de traslado de dominio, o bien la fusión de uno o más predios, y el cambio de uso de suelo, son medidas acertadas.

Van contra la gente que tiene los recursos para poder afrontarlos, sobre todo en el caso de empresarios que construyen o que hacen desarrollos inmobiliarios , refirió Manuel Ríos.

Arma de dos filos

Por otra parte, comentó que con respecto al cobro por el uso de inmuebles destinados a la prestación del servicio de hospedaje, se observa que a largo plazo pudiera repercutir en lo turístico.

Lo va a pagar quien venga a hospedarse a la capital, pero haciendo otro análisis, también el queretano lo puede pagar, porque si uno invita a alguien y lo hospeda en algún hotel le cuesta, y si es empresario, tiene que pagar gastos de hospedaje , comentó.

Esto pudiera detonar, a decir del fiscalista, que la ciudad se volviera más cara y que se generara el desinterés por parte de los visitantes para venir a vacacionar en la capital.

Si uno piensa en que antes no se pagaba, por supuesto que es injusto, pero está etiquetado para cuestiones del fomento del turismo de Querétaro, y eso no se ve mal , detalló.

Los resultados se verán conforme pase el tiempo

Manuel Ríos agregó que la capital es un destino sin playa que se ubica como uno de los primeros lugares en recibir visitantes, por lo que dijo que no se veía la necesidad de crear el impuesto.

Finalmente, comentó que esto podría reflejarse en que las personas busquen hospedaje en ciudades como Celaya o León, que están cerca de la capital queretana, y dejar de utilizar los hoteles de Querétaro.

[email protected]