Debido al elevado costo de vida en Monterrey, la industria manufacturera piensa dos veces antes de elegir a Nuevo León como destino para ampliar sus operaciones y contratar nuevo personal, asegura el director general del Consejo Estatal de la Industria de Software del estado, Guillermo Safa.

Sin embargo, sostiene que lejos de perjudicar a los sectores productivos del estado, es una oportunidad para que Nuevo León pase de una industria de la transformación a una de desarrollo de software y tecnología de alto valor agregado.

El académico comenta que las condiciones de alta capacitación de los universitarios regiomontanos en materia tecnológica exige cada vez más la apertura de nuevas empresas con salarios bien remunerados, condiciones que no satisface el sector manufacturero y maquilador.

Según el estudio Costo de Vida Nacional 2011-2012 , elaborado por la consultoría Mercer, Monterrey es la ciudad más cara para vivir en México.

El análisis toma en cuenta el precio de la canasta básica de bienes y servicios, así como el alto consumo energético de sus habitantes en relación con otras 42 localidades del país.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Desarrollo Económico del estado, con excepción del 2010, en los últimos cuatro años se registró una disminución en la Inversión Extranjera Directa (IED) en la entidad.

En el 2007 se registró una contracción de 47.4%; en el 2009, 27.1%, y en el 2011 de 82.23 por ciento.

Al presentar los resultados del Semáforo del Delito, los dirigentes de la Cámara de la Industria de la Transformación de Monterrey, la Confederación Patronal Mexicana y el Consejo Cívico de las Instituciones local comentaron que en lo que va del 2012 se ha registrado una caída de 11% en las inversiones, debido -principalmente- a la inseguridad relacionada con el crimen organizado.

Safa explica que, junto con el sector aeroespacial, el desarrollo de Tecnologías de la Información (TI) es el nicho de mayor crecimiento en México.

Es ahí comenta donde Nuevo León debe apuntar las baterías y comenzar a migrar de ser meros transformadores a generadores de alta tecnología propia.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 12.4% de los 6,216 establecimientos manufactureros activos en el país registrados en enero de este año estaban ubicados en Nuevo León.

Esto lo coloca como el segundo estado con mayor concentración de negocios maquiladores y manufactureros, sólo por debajo de Baja California, que tiene 18.4 por ciento.

EL FUTURO ESTÁ A LA VUELTA

Entrevistado por El Economista, Guillermo Safa expone que las expectativas en el clúster de software son alentadoras. Actualmente, en Nuevo León se tienen registradas más de 400 empresas del sector de TI, las cuales emplean a 11,000 personas y facturan 440 millones de dólares cada año en promedio.

Las expectativas se refuerzan si se toma en cuenta que en el 2004 apenas 4,000 personas estaban empleadas en la industria. Es decir, en ocho años el crecimiento en la planta laboral fue de 175 por ciento.

Para el 2016 -continúa- se espera tener en el estado a 20,000 profesionistas laborando en la industria y concretar una facturación de 1,000 millones de dólares anuales, números que son más que viables y posibles, comenta.

BUSCARÁN CRÉDITOS

Safa adelanta que en coordinación con la Secretaría de Economía y Nacional Financiera, el clúster de software del estado está liderando una propuesta para otorgar, en un programa piloto para el 2012, créditos bancarios a 10 empresas regias de esa industria.

Acota que los empréstitos rondarán entre 5 millones y 10 millones de pesos con tasas preferenciales aún por definir. Los créditos serían especialmente dirigidos a empresas de mediano tamaño para amortiguar los periodos entre el desarrollo de un software y el pago final, por lo que los préstamos serían para saldar salarios e insumos requeridos por la industria.

eramirez@eleconomista.com