Monterrey, NL. El secretario de Finanzas y tesorero general de Nuevo León, Carlos Garza Ibarra, indicó que si las transferencias federales van a crecer en términos nominales 1% o 1.5%, en el Presupuesto de Egresos de Nuevo León se esperaría un crecimiento similar al del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

Cabe mencionar que el Presupuesto de Egresos del estado de Nuevo León para 2019 ascendió a 101,459 millones de pesos, según datos de la Tesorería estatal. 

El Ramo 28 de participaciones federales fue de 41,590.1 millones de pesos en 2019, lo que representó una variación de 11.6% contra 2018, mientras que en el Ramo 33, de aportaciones federales alcanzó 24,562.7 millones, esto es 3.0% más que el año anterior, según los datos del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP).

Las transferencias del gobierno federal por concepto de Ramo 28 Participaciones Federales y del Ramo 33 Aportaciones Federales, representan 80% de los ingresos de la administración estatal.

Posterior a la glosa del Cuarto Informe del gobierno estatal, el funcionario dijo: “Ayer salió una declaración del presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso Federal donde hablaba de los crecimientos que van a tener las transferencias federales”.

“Hay que recordar que las transferencias federales representan 80% de los recursos del estado, entonces, si las transferencias federales van a crecer en términos nominales un 1% o 1.5% no esperaríamos que hubiera un crecimiento mayor”, dijoel funcionario.

Garza Ibarra dijo que es un crecimiento poco significativo, aunque en la parte local se hicieron esfuerzos con los diputados federales para tener más recursos priorizando el gasto.

“Estamos en el proceso de análisis y vamos avanzando, (para definir los) recursos estatales y federales, hay avance porque ya se aprobó la Ley de ingresos de la Federación, de ahí vienen cosas que tendrán que traducirse para los municipios”, aseguró el funcionario.

La comisión de finanzas que realizará este análisis está conformada por legisladores, gobierno estatal y el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica.

“Le apostamos a priorizar el gasto, al final del día, las necesidades del estado siempre van a ser superiores a las capacidades financieras”, advirtió Garza Ibarra.

Impuesto a casinos

Durante la glosa, el tesorero destacó que en 2019 se prevé una recaudación de 900 millones de pesos por concepto de impuesto a casinos, lo que representa un 1,000% más que lo que se captó por ese concepto en 2015.

Antes el impuesto solo se aplicaba a empresas que se dedican a los juegos de apuestas y era una cuota fija por operación sin tomar en cuenta el volumen de ingresos, sin embargo, la fórmula se cambió a partir de 2016.

kg