Monterrey, NL. Tras la reactivación económica en Nuevo León en el mes de junio, se incrementaron los indicadores de la producción manufacturera, sin embargo, no lo suficiente para alcanzar la zona de expansión.

Al reanudarse la actividad de empresas que habían estado suspendidas se fortalecieron las cadenas de valor al retomar sus pedidos y proyectos. Por ejemplo, el índice de nuevos pedidos pasó de 30.7 puntos en mayo a 41.3 en junio. También el volumen físico de producción aumentó de 30.6 a 41.4 puntos en el mismo periodo.

Los efectos de la reactivación económica también se notaron en el comercio internacional, ya que los indicadores de exportaciones e importaciones aumentaron en el mes de junio, alcanzando 41.4 y 41.7 puntos respectivamente, si bien continuaron en la zona de contracción, crecieron respecto al mes anterior.

En el mercado laboral se observó una ligera mejoría, el número de trabajadores aumentó a 44.0 puntos en junio, desde los 42 del mes previo.

Por otra parte, el porcentaje de empresas que realizaron alguna inversión pasó de 13% en mayo a 16% en junio, con ello se rompió la tendencia a la baja que se había presentado desde febrero del presente año.

En cuanto a los índices de precios, estos continuaron siendo los indicadores más altos, pero tanto los precios de productos como de las materias primas presentaron una reducción en junio, ubicándose en 49.0 y 58.9 puntos, respectivamente.

Obstáculos

Entre los factores que obstaculizaron a las empresas en el mes, el debilitamiento en la actividad económica fue el principal obstáculo de desempeño en la industria, dicho factor fue mencionado por el 66% de los encuestados en el mes de junio.

Factores externos también han perjudicado el desempeño económico, por ejemplo, la volatilidad del tipo de cambio que afectó al 40% y el entorno internacional adverso al 39% de las empresas en el mismo mes.

Asimismo, 39% de los industriales incluyeron al panorama político como uno de los principales obstáculos para su desempeño.

[email protected]