Monterrey, NL. Nuevo León es el segundo estado consumidor de energía y tiene oportunidades en distribución, comercialización, servicios y proveeduría dentro de la industria energética, afirmó Fernando Turner Dávila, secretario de Economía y Trabajo.

“Hay oportunidades de proveeduría no sólo de bienes sino de servicios en gasoductos, transporte. Tenemos cerca a Houston; no cuesta mucho asociarse con empresas pequeñas y medianas”, propuso el funcionario durante el Primer Encuentro Energético, organizado por la dependencia, el Clúster Energético estatal y la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León.

Durante el evento, Turner Dávila presentó la iniciativa Nuevo León 4.0, la cual tiene como propósito convertir a la entidad en una de las principales plataformas industriales del mundo a través de la digitalización de todos los procesos.

En ese sentido, el gobierno estatal ya aprobó la construcción de un Centro de Innovación en Diseño y Manufactura Digital, dentro del Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT), el cual tendrá un costo de 100 millones de pesos y será el más avanzado de Latinoamérica.

Allí se va a tener oportunidad de producir, fabricar, diseñar y probar cualquier tipo de producto, incluso piezas de aviones, taxis aéreos, drones, equipos de bombeo, equipos eléctricos, etcétera.

Por otra parte, el secretario invitó a empresas del sector energético a participar con proyectos en los Fondos Mixtos (Fomix), fideicomiso que tiene un presupuesto de 195 millones de pesos.

En el sector energético, se podrían apoyar propuestas de big data; exploración satelital; monitoreo y control remoto de campos petroleros; mantenimiento predictivo, entre otros.

Fomix recibe aportaciones federales y estatales, los cuales se destinan para apoyar la iniciativa Nuevo León 4.0. Actualmente, existen 12 proyectos en proceso de autorización por parte del Comité Técnico del fondo, aseveró Turner Dávila.

maria.flores@eleconomista.mx