Monterrey, NL. El gobierno de Nuevo León asumirá el control de mando de la seguridad regional del noreste que comprende a los estados de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, para combatir a la delincuencia organizada, por un periodo de 15 días.

El mando estará a cargo del comandante de la Séptima Zona Militar, general Carlos César Gómez.

La reunión fue encabezada por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, en Sabinas Hidalgo, Nuevo León, acompañado por los secretarios de seguridad de Tamaulipas y Coahuila, en representación de los gobernadores.

Una vez transcurridos los primeros 15 días, se realizará la primera evaluación de parte de los tres mandatarios, sobre los resultados de esta estrategia.

Cabe recordar que, como parte de la estrategia de seguridad, el gobernador del estado, suscribió un convenio de colaboración en materia de Seguridad con sus homólogos de Tamaulipas y Coahuila, Francisco García Cabeza de Vaca y Miguel Riquelme Solís, respectivamente, el pasado 10 de julio.

A través de este acuerdo dichas entidades federativas aplicarán mecanismos de coordinación en materia de participación ciudadana, combate a la corrupción,  prevención, investigación y persecución del delito.