Autoridades capitalinas dieron a conocer que la construcción de la Estación de Transferencia y Planta de Selección Azcapotzalco terminará en diciembre de este año, además, una vez que entre en operación podrán ahorrarse cerca de 90 millones de pesos anuales.

Al visitar la construcción de la nueva planta de residuos, el titular de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México, Jesús Antonio Esteva Medina, detalló el monto de inversión pública, que asciende a 385 millones de pesos.

Una vez que esté terminada, en un proceso de cuatro años, se espera recuperar el monto que se le destinó, puntualizó.

“Las ventas de reciclables van a ser cerca de 48 millones y el transporte y disposición final representarán ahorros por 40 millones; es decir, casi 90 millones de pesos al año, representa un ahorro en hacer esta planta que costó 385 (millones), entonces, prácticamente en cuatro años se estaría pagando la inversión”, precisó el funcionario.

Reiteró que fue el año pasado cuando comenzó su construcción y será en diciembre de este 2020 cuando termine.

Asimismo, agregó, tendrá una capacidad de recepción de 1,400 toneladas al día, mientas que de procesamiento ascenderá a las 1,000 toneladas diarias.

Por su parte, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, recordó que este proyecto es parte complementaria de Vallejo-i, el cual busca industrializar la zona, pero, expuso, haciendo énfasis a la sustentabilidad y desarrollo de nuevas tecnologías.

“Así que esta planta es parte de este proyecto de Vallejo-i, que además ya tiene el Plan Parcial que está a punto de ser aprobado en el Congreso de la Ciudad de México y que le da una viabilidad muy grande a esta zona tan importante, no solamente para Azcapotzalco sino para la Ciudad de México, es la zona industrial más importante”, dijo.

“Lo que queremos hacer, es que sea una zona industrial totalmente sustentable (...) Que genere empleos y que ponga a la Ciudad de México de nuevo como una ciudad que promueve estas industrias limpias, industrias sustentables”, manifestó la mandataria capitalina.

Sheinbaum Pardo informó que la planta permitirá incentivar y promover una campaña de separación de basura en cuatro alcaldías: Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero.

Ahondó que cuando se termine su desarrollo, se consolidará como la planta de reciclaje más moderna de América Latina.

Instrumentos de alta tecnología

El titular de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México señaló que la nueva planta de tratamiento en Azcapotzalco contará con instrumentos de alta tecnología.

El complejo también tendrá una planta de tratamiento de aguas residuales, sistemas de voz y datos, contra incendios y pararrayos, además de control de partículas y olores y maquinaría móvil.

Otro punto importante es que en la planta habrá cuatro tolvas de controles ambientales: dos de descarga para desechos orgánicos y poda; y dos para desechos inorgánicos que se conectarán de forma directa a la planta de selección.

Tendrá aspersores para minimizar olores, control de polvos y control para fauna nociva.

estados@eleconomista.mx