Monterrey, NL. El director del Banco Mundial para México, Pablo Saavedra, comentó que hay una disparidad significativa en las tasas de crecimiento regional, entre 1980 y 2016. En el norte del país el promedio de crecimiento anual entre 1980 y 2016 fue entre 4.2% en Baja California y 3.0% en Nuevo León; en Campeche fue de 8.2%, Quintana Roo 6.3% y Yucatán 3.1%. En contraste, en la zona centro tuvo un crecimiento lento, con un promedio de 2.6% en Sinaloa, y 1.1% en Chiapas.

"Todos los países tienen disparidades regionales, todas las federaciones lo tienen, pero la que tiene México es muy grande, estamos en una situación donde Nuevo León tiene un ingreso per cápita muy similar al de Polonia, no es un estado como Oaxaca o Chiapas que tienen ingresos per cápita similares a los países de Centroamérica, con tasas de crecimiento cercanas al cero", dijo.

"En los estados del sur en los últimos 10 años hay más pobres que antes, entonces esto también afecta a los agregados nacionales porque hay una gran cantidad de ciudadanos viviendo en estos estados que no crecen", enfatizó Pablo Saavedra.

Explicó que una de las grandes esperanzas con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), era que poco a poco sería como una escalera mecánica que iba a ir subiendo a todo el país, lo que vemos es que no hay convergencia, esto fue entre 1980 y 1994. La situación ha mejorado en los últimos 20 años, no hay convergencia, esto quiere decir que todavía no se han visto todos los efectos que se esperaban en los estados.

Esto ha sido acompañado por un crecimiento muy bajo en la productividad, donde hay épocas en la que los factores de la productividad han sido negativos, y esto ha estado ligado a una dispersión muy amplia en empresas que son bastante productivas y otras con productividad negativa y hay una gran brecha que se abre a nivel de regiones.

"Todos los países tienen una dispersión entre estados, entre provincias, aquí lo vemos, por ejemplo, en Querétaro, Nuevo León y Ciudad de México y Campeche, con productividades muy altas, y los estados del sur con productividades más bajas", señaló.

Nuevo León ocupa el tercer lugar en productividad laboral, detrás de Ciudad de México y Campeche y Querétaro está en el cuarto puesto.

Sin embargo, al comparar la dispersión de México con otros países, lo que se observa, dijo, es que la dispersión del país comparada con los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene la mayor dispersión laboral de todos los países, incluso de América Latina.