La región norte del país fue considerada este año por la ciudadanía como la mejor zona para vivir, mientras que el centro de México, la peor, de acuerdo con el estudio Ciudades más Habitables 2019 de Gabinete de Comunicación Estratégica.

Sin embargo, se observa que ninguna zona del país aprobó en la percepción de la población, ya que el puntaje más alto fue de 52.90 puntos de 100 posibles (norte); el centro registró 46.91 puntos.

Los otros resultados fueron los siguientes: occidente, 51.82 puntos; noroeste, 51.46; Ciudad de México, 49.08, y sur, 48.83.

Durante la conferencia de prensa para presentar el séptimo estudio, Federico Berrueto, director general de Gabinete de Comunicación Estratégica, reconoció que hay un deterioro gradual en las regiones de México, aunque con movimientos diferenciados en cada una.

“En esta edición identificamos, y seguramente del impacto que tuvo en el ánimo social el resultado de la elección federal pasada, un punto de quiebre, donde vamos a tener una manifestación positiva mucho más favorable, sobre todo en la capacidad que tienen las autoridades para resolver los problemas.

“Una mejora en las variables no necesariamente quiere decir que esto se esté reflejando en los resultados, sino en la expectativa que tiene la población respecto al futuro, y esto está impactando en todos los órdenes de gobierno, en las instituciones públicas y privadas. En otras palabras, hay un punto de quiebre en cuanto al ánimo social”, indicó.

En el estudio se entrevistó a poco más de 30,400 ciudadanos mayores de 18 años de las 76 ciudades más pobladas del país —incluyendo las 16 alcaldías de Ciudad de México—, entre el 29 de mayo y el 25 de septiembre del 2019, para conocer qué zonas presentan mayor Índice de Cohesión Social, además de tres indicadores que influyen en la vida diaria de los habitantes: Índice de Calidad de Vida (Incav), Índice de Evaluación a Alcaldes (Idealc) e Índice de Satisfacción con los Servicios Municipales (Isacs).

Al detalle

En este sentido, San Pedro Garza García, Nuevo León, fue considerada la mejor ciudad para vivir en México, con una calificación de 61.69 puntos, seguida de Colima (59.62) y Mérida (59.56).

En el otro extremo, las cinco ciudades peor calificadas son Ecatepec (41.78), Tehuacán (43.36), Othón P. Blanco (43.84), Victoria (44.02) y Puebla (44.92).

Las alcaldías de Ciudad de México mejor evaluadas fueron Venustiano Carranza (53.07), Benito Juárez (52.16), Iztapalapa (51.09), Cuajimalpa (50.72) y Miguel Hidalgo (50.26).

Aspectos relevantes

En el Incav, que mide la satisfacción de las personas con aspectos que influyen en su vida individual como la familia, pareja, economía y vivienda, educación, trabajo actual y lugar donde vive, San Pedro Garza García ocupó el primer sitio, con un valor de 74.93 puntos; la ciudad peor calificada fue Chimalhuacán (59.26).

Actitudes y satisfacción

El Índice de Cohesión Social mide actitudes y comportamientos de los miembros de una sociedad, así como la calidad de la cooperación social y unión.

Este año, las ciudades con mayor cohesión social son: San Pedro Garza García (6.23 de 10 puntos posibles), Mérida (6.20), La Paz (6.09) y Colima (6.08). En el otro polo están Chimalhuacán (5.23), Ecatepec (5.31) y Acapulco (5.34).

El Isacs mide la satisfacción de los ciudadanos respecto a los servicios públicos con los que cuentan en sus localidades. La ciudad mejor evaluada fue San Pedro Garza García (55.37), y la peor, Ecatepec (28.42).

Por último, el Idealc mide la percepción que tiene la ciudadanía sobre el desempeño y liderazgo del gobernante, mediante tres variables: desempeño, capacidad para resolver el principal problema percibido en el municipio y la percepción general sobre el rumbo que lleva la ciudad. La primera posición fue para Colima (54.93), y la última para Ciudad Victoria (17.93).

“Somos un país muy diferenciado, como San Pedro Garza García, que es una realidad totalmente distinta a la que podemos tener en Ecatepec. ¿Qué vemos en los resultados de esta edición? Por ejemplo, el deterioro que tiene Ciudad Juárez en sus indicadores, como también lo tiene Nuevo Laredo y Reynosa, no necesariamente se asocia a la calidad de gobierno. Es un problema que los rebasa y que es el tránsito de migrantes que vienen de otros países y que comprometen seriamente la calidad de vida de esas ciudades.

“Los lugares más bajos los estamos teniendo en la zona metropolitana de Ciudad de México (...) Esto es por las condiciones de vida que está teniendo la población en esos lugares. Sin duda la inseguridad es un problema, pero también la calidad de los servicios”, dijo Federico Berrueto.