Guadalajara, Jal. Ante la próxima entrada en vigor de la norma que prohíbe el uso de bolsas de plástico de un solo uso, popotes y desechables como platos y vasos de unicel, tanto en Guadalajara como en Zapopan, fabricantes advierten afectación para cerca de 5,000 trabajadores que laboran en ese sector sólo en la zona de Arandas.

Según información de la Cámara Regional de la Industria de la Transformación (Careintra), aún sin entrar en vigor la nueva norma ambiental, en los meses recientes tres empresas dedicadas a la fabricación de plásticos cerraron sus puertas en Jalisco.  

Frente a ello, el coordinador general estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico de Jalisco, Alejandro Guzmán Larralde, dijo a El Economista que se analizan apoyos con financiamiento para que las pequeñas y medianas empresas del sector puedan reconvertirse.

“Lo que estamos haciendo ahora con los industriales es entender qué necesitan para reconvertirse y ver hasta qué grado el gobierno puede ayudar, a través de sus programas de competitividad y reconversión productiva, para que puedan seguir funcionando ahora con los nuevos materiales”, detalló.

El funcionario estatal subrayó que la implementación de una nueva norma en la materia no representa la desaparición del sector industrial de los plásticos toda vez que, dijo, la norma es de aplicación solo para el estado de Jalisco.

“Pueden seguir vendiendo a todos los estados que no tengan ese tipo de norma, incluso pueden exportar si quisieran. En el caso de Jalisco la restricción no es para vender plásticos, es para vender plásticos de un solo uso, entonces hay posibilidades para que se reconviertan y entonces puedan cumplir con la normatividad”, subrayó el coordinador del gabinete económico.

Detalló que tras revisar cada caso en particular, el gobierno estatal ofrecerá apoyo tano a productores como a comercializadores.

“Lo que tenemos que hacer es ayudar a la industria a que se reconvierta de manera exitosa con equipamiento, maquinaria, certificaciones, innovación; para todo eso hay apoyos y programas del gobierno del estado”, puntualizó Guzmán Larralde.

Antecedentes    

El pasado 23 de enero, el pleno del ayuntamiento de Zapopan aprobó la norma que prohíbe las bolsas de plástico, popotes y productos de unicel de un solo uso en el municipio, misma que entrará en vigor 30 días después de la aprobación.

Sin embargo, el municipio otorgó un plazo adicional de 120 días para socializar la disposición antes de aplicar multas a los establecimientos que violen la norma.

En tanto, el ayuntamiento de Guadalajara aprobó el pasado 24 de enero las reformas al Reglamento para la Protección del Medio Ambiente y Cambio Climático, con las cuales queda prohibido el uso de bolsas de plástico y popotes.

A diferencia de Zapopan, en la capital jalisciense las multas para quien incumpla la norma se aplicarán hasta mayo del 2021, ya que previamente se hará un trabajo de socialización con la ciudadanía.

[email protected]