Durante el año pasado, ningún estado quedó por debajo del grado de inversión (“HR BBB-”), debido al movimiento al alza de Veracruz por parte de HR Ratings.

De acuerdo con el reporte “Evolución de las calificaciones subnacionales”, la agencia detalla que en el 2019 se realizaron 24 acciones de calificación de entidades, una más que las realizadas en el 2018, ya que se asignó la calificación inicial a Hidalgo (“HR AA-”).

La mayoría correspondió a ratificaciones, al mantener 18 estados su nota crediticia, mientras que cinco tuvieron un movimiento en la calificación: tres correspondientes a un alza (Coahuila: “HR A-”, San Luis Potosí: “HR A+” y Veracruz: “HR BBB-”) y dos a una baja (Durango: “HR A” y Sonora: “HR A-”).

Los resultados anteriores indican que ningún estado se mantuvo por debajo de “HR BBB-” en el 2019, es decir, del grado de inversión.

En términos generales, durante el año pasado, con información de la Cuenta Pública 2018 —último año del sexenio de Enrique Peña Nieto—, continuó el desempeño positivo observado en los últimos años en los Ingresos de Libre Disposición (ILD) del sector subnacional —crecimiento promedio anual de 9.2% en el 2018—, que se basó principalmente en el aumento de las participaciones federales (10.3%) y en la recaudación de ingresos propios (6.9 por ciento).

A pesar del crecimiento mencionado en los ILD, según HR Ratings, se mantuvo un balance primario promedio similar al registrado en el 2017, con un superávit de 1.2% en el 2018 (contra 1.3%); esto es consecuencia del incremento de 7.1% en el gasto total, destacando los aumentos de 8.4% en transferencias y subsidio y de 2.8% en servicios personales.

Sobre el nivel de endeudamiento, se observa una ligera reducción, ya que la métrica promedio de deuda neta ajustada como proporción de los ILD pasó de 67.8% en el 2017 a 63.6% en el 2018, aunque fue debido al crecimiento de los ILD, pues, en términos absolutos, la deuda neta ajustada ascendió 3.7 por ciento.

De los tres movimientos al alza, en Coahuila y San Luis Potosí se presentaron adecuados desempeños presupuestales reflejados en un balance primario ajustado superavitario.

“Coahuila registró una contracción en el nivel de endeudamiento al reducir el uso de deuda quirografaria, a lo que se sumó el proceso de refinanciamiento de la deuda realizado a finales del 2018, donde se mejoró el perfil de la deuda”, asegura la agencia.

San Luis Potosí conservó un bajo nivel de endeudamiento bancario y éste se mantuvo por debajo de la estimación de HR Ratings, sumado a que se continuó con un perfil decreciente en las obligaciones financieras sin costo.

Veracruz subió a grado de inversión con el movimiento al alza, lo que se debe a que, a pesar de que el nivel de endeudamiento es elevado, éste ha disminuido y se prevé que esta situación continúe.

Diferencias

De los 18 estados con ratificación en su calificación durante el 2019, 15 vieron su perspectiva ratificada en estable, debido a que sus métricas estuvieron en línea con lo esperado por HR Ratings.

Las tres entidades restantes tuvieron cambios en su perspectiva, de Estable a Positiva para Quintana Roo —por la reducción de la deuda y el dinamismo de los ILD— y de Estable a Negativa en Baja California y Chihuahua —por el déficit fiscal del 2018 y la proyección de un deterioro en el 2019.

Resultados deficitarios

Por último, de los 24 estados calificados, dos presentaron un movimiento a la baja en su calificación: Durango y Sonora. En los dos casos, mostraron resultados fiscales deficitarios que generaron un deterioro en la liquidez de ambos estados, lo que se vio reflejado en un uso superior de deuda a corto plazo que superó las proyecciones, así como un incremento en las obligaciones financieras sin costo.

En Durango, a pesar de que se espera una recuperación en el balance del estado, se proyecta que se continúe con el uso de créditos a corto plazo, con lo que el nivel de endeudamiento se mantendría elevado. Sonora, por su parte, tendrá que liquidar su deuda a corto plazo en los próximos 18 meses, de acuerdo con la regulación vigente debido al cambio de administración que será realizado en el 2021, indica el estudio de HR Ratings.

Perspectiva Estable

Michoacán muestra solidez en ingresos, pasivos y gastos

Fitch Ratings ratificó la calificación de largo plazo en escala nacional de Michoacán en “BBB(mex)”, con perspectiva Estable.

La acción de calificación es resultado de la nueva Metodología de Calificación de Gobiernos Locales y Regionales Internacionales. La calificación de “BBB(mex)” considera una razón de repago de la deuda y cobertura del servicio de la deuda que da un puntaje combinado de “bbb” en la sostenibilidad de deuda, así como un perfil de riesgo de rango más débil, producto de la combinación de los factores clave de riesgo (FCR).

De acuerdo con la metodología, los FCR de los gobiernos locales y regionales únicamente pueden ser clasificados en un rango medio o más débil.

En rango medio se ubicaron: solidez de los ingresos (marco institucional de la fuente principal de ingresos, correspondiente a la asignación de transferencias y su evolución, es estable y predecible), sostenibilidad de los gastos (el estado es responsable de gastos moderadamente anticíclicos —salud y educación) y solidez de los pasivos y la liquidez (el Sistema de Alertas de la SHCP clasifica el endeudamiento de Michoacán como sostenible).

Endeudamiento sostenible

Fitch Ratings sube calificación del municipio de SLP

Fitch Ratings subió la calificación de largo plazo en escala nacional del municipio de San Luis Potosí, San Luis Potosí, a “A-(mex)” desde “BBB(mex)”. La perspectiva se modificó a Estable desde Positiva.

La calificación de San Luis Potosí considera una razón de repago de la deuda y cobertura del servicio de la deuda que da un puntaje combinado de “aa” en la sostenibilidad de deuda; un perfil de riesgo de rango más débil, producto de la combinación de los factores clave de riesgo y un riesgo asimétrico por políticas contables y transparencia.

De acuerdo con la nueva metodología, considerando sólo dos rangos medio o más débil, una de las fortalezas del municipio es que la administración actual está en un proceso de actualización catastral y aplicación de programas de descuentos a multas y recargos, que llevó a un incremento en la recaudación propia durante el primer semestre del 2019.

Además, el Sistema de Alertas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público clasifica el endeudamiento de San Luis Potosí como sostenible, lo que le permitiría, según la Ley de Disciplina Financiera, contratar hasta 15% de los ingresos disponibles.

Perfil débil

Endeudamiento de Guaymas, en observación

Fitch Ratings ratificó la calificación de largo plazo en escala nacional del municipio de Guaymas, Sonora, en “BBB-(mex)”, con perspectiva Estable. La nota crediticia considera una razón de repago de la deuda, cobertura del servicio de la deuda y carga de la deuda fiscal que da un puntaje combinado de “aa” en la sostenibilidad de deuda, así como un perfil de riesgo de rango más débil.

Según la nueva metodología, considerando sólo dos rangos medio o más débil, en el primero se ubicaron los factores de solidez de los ingresos, adaptabilidad de los gastos y solidez de los pasivos y la liquidez, mientras la adaptabilidad de los ingresos, sostenibilidad de los gastos y flexibilidad de los pasivos y la liquidez son clasificados como más débil. El endeudamiento de Guaymas se clasifica en observación.

[email protected]