Guadalajara, Jal. Ejidatarios de El Zapote afirman que el Grupo Aeroportuario del Pacífico (Gap) no tiene la superficie suficiente para construir la segunda pista del aeropuerto internacional de Guadalajara como proyecta en el próximo quinquenio.

De acuerdo con Nicolás Vega Pedroza, representante del ejido para el tema del aeropuerto, las 298 hectáreas que recientemente pagó el Gap al ejido de Santa Cruz, son insuficientes para construir la pista.

“Es menos de un kilómetro de ancho; los señores para construir la segunda pista ocupan más de cuatro kilómetros; es una vil mentira, esto lo hacen para desanimar al ejido El Zapote”, dijo a El Economista Nicolás Vega.

El pasado 28 de agosto, el administrador del aeropuerto, Martín Zazueta, dijo a este medio que el Plan Maestro de Desarrollo (PMD) para el quinquenio 2020-2024 contempla la construcción de la segunda pista para la terminal aérea tapatía en terrenos propios.

“Era un amparo que el ejido de Santa Cruz ya había ganado donde deberían de pagar alrededor de 1,500 millones de pesos por 298 hectáreas; había un decreto expropiatorio desde 1975 igual que el ejido El Zapote”, explicó el representante de los comuneros.

Detalló que, tras el pago de 600 millones de pesos por 101 hectáreas que el ejido Santa Cruz tenía en propiedad, y otros 36 millones de pesos adicionales por 197 hectáreas que están adentro del aeropuerto, el Gap dice tener la superficie para llevar a cabo la obra pero, reiteró, dicho terreno es insuficiente.

“Pero finalmente eso no nos interesa, que lo hagan donde quieran. A nosotros nos interesa que nos paguen”, sostuvo el representante del ejido y afirmó que están dispuestos a llegar a un convenio con el gobierno federal con relación al pago de las 307 hectáreas que le fueron expropiadas a El Zapote y sobre las cuales se construyó el aeropuerto tapatío.

“Ya estamos con el Jurídico del presidente de la República, ya le dejamos el expediente la semana pasada y, precisamente ya nos iban a dar respuesta, si es a través de un convenio o nos vamos hasta el final del juicio…Nada más que las sentencias dicen que, mientras no se le pague al ejido, no pueden hacer construcciones, no pueden pegar ni un ladrillo”, puntualizó Vega Pedroza.