Puebla, Pue. Comerciantes esperan un repunte del 20% en ventas por los festejos patrios, aun cuando los negocios estén operando al 30% de su capacidad por la pandemia de Covid-19, pero se quejan de que se autorizó la instalación de vendedores ambulantes en la zona del Centro Histórico y zócalo.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Marco Antonio Prósperi Calderón, comentó que el 15 de septiembre es la segunda fecha más esperada para el sector en el año, después de Semana Santa, por las compras de bebidas y alimentos para la elaboración de cenas, las cuales dejaban ingresos superiores al 90% respecto a otros días.

Indicó que la contingencia sanitaria hace prever una cifra muy inferior, pero que en “algo ayudará a los establecimientos que siguen subsistiendo con los pocos ingresos que hay en lo que resta de 2021, para confiar que el próximo año sea un poco mejor”.

Admitió que los negocios no van a abastecerse para vender esa fecha, porque tienen mercancía suficiente, aun cuando los proveedores de productos quieren que se les compre más, ya que auguran que sí habrá un mayor consumo por festejos en casa.

Prósperi Calderón indicó que la percepción de los poco más de 7,600 socios de la Canaco es distinta, debido a que la recuperación económica ha sido lenta, al tener ventas de entre 20 y 30% entre semana y un 10% más en sábado y domingo.

No obstante, lamentó que el ayuntamiento de Puebla haya dado permiso para que puestos de comida se instalarán en los alrededores del zócalo, con motivo de la verbena popular que habrá en la noche del Grito, lo cual va en contra de las medidas sanitarias.

Indicó que las autoridades cumplieron el capricho de las organizaciones de ambulantes, mientras que a los comercios establecidos siguen restringiendo en las operaciones al no permitir más aforo de compradores.

Mencionó que a los comercios afecta esa competencia desleal, porque hay permisos de instalarse afuera de los locales a los ambulantes, quienes merman más las ventas en esta fecha.