Guadalajara, Jal. Frente a los retos que supone para la economía local la nueva reforma tributaria en Estados Unidos, México no puede aplazar la aprobación de una reforma fiscal definitiva, coincidieron empresarios y académicos jaliscienses.

“La reforma fiscal estadounidense nos puede obligar en México a por fin hacer la reforma fiscal definitiva que se necesita en este país; una reforma fiscal donde haya un Impuesto sobre el Valor Agregado generalizado a 15% y una tasa de Impuesto Sobre la Renta de 20% que nos pondría competitivos con Estados Unidos”, señaló Luis Alberto Güemez Ortiz, catedrático de la Universidad Panamericana y expresidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas.

El académico indicó que independientemente de los resultados del proceso electoral de este año, “la reforma fiscal deberá estar lista para el 2019”.

Por su parte, el coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Daniel Curiel, señaló que la reforma fiscal estadounidense supone para México la oportunidad de “buscar la verdadera simplificación administrativa”, aumentar la base de contribuyentes y generar ahorros en el gasto público.

“Deberíamos estar buscando que se amplíe la base de contribuyentes y que sean más los que están participando en el pago de impuestos en México”, expuso.

El secretario de Desarrollo Económico de Jalisco, José Palacios Jiménez, añadió que aun cuando se desconoce el impacto que la reforma tributaria tendrá en la economía jalisciense, “en caso necesario, también por parte de México tendría que haber una reforma”.

[email protected]