El gobernador Antonio Echevarría García anunció que a partir del 1 de junio, en el marco de la nueva normalidad, se incorporan otras actividades comerciales y de servicios a las determinadas como esenciales, lo que significa la apertura gradual de negocios, los cuales deberán acatar las normas sanitarias que indica la Secretaría de Salud con carácter de obligatorio y cada semana se llevará a cabo una revisión para verificar que se cumplan a cabo los protocolos sanitarios.

En un mensaje dirigido a los nayaritas a través de redes sociales, el mandatario estatal resaltó que luego de 70 días de confinamiento para evitar contagios por Covid-19, este lunes abrirán más negocios, pero únicamente operando 30% de su capacidad.

“De acuerdo a información del gobierno federal, Nayarit mantiene un alto nivel de riesgo sanitario, por la tendencia de los contagios; sin embargo, el gabinete de salud y economía del estado, de la mano de cámaras empresariales y ciudadanos, diseñaron detallados protocolos para el regreso escalonado a esa nueva normalidad, que permita reactivar los ingresos económicos de las familias”, afirmó el ejecutivo.

Los establecimientos de las actividades liberadas para operar a partir del 1 de junio deberán además certificarse y hacer un compromiso expreso de cumplimiento de los protocolos sanitarios, diseñados por el gobierno federal para esta contingencia. Ese procedimiento se realizará en la página del gobierno estatal www.nayarit.gob.mx.

Los negocios que podrán abrir son comercios de pintura, materiales y componentes eléctricos, ropa y calzado, enseres domésticos, artículos deportivos, telas, mercerías, venta de bicicletas, agencias de autos, motocicletas y camiones, mueblarías y electrodomésticos.

En materia de servicios podrán funcionar también 30% de su capacidad, talleres y ventas de artesanías, talleres de aluminio y vidrio, servicios de plomearía, servicios de electricidad, reparación de enseres domésticos, jardinería, reparación y aseo de calzado, estéticas —con previa cita— ,espacios de ejercicio al aire libre y servicios de restaurante.

El gobernador señaló que es necesario avanzar en la reactivación económica y eso dependerá de que se logre disminuir la tasa de contagios por coronavirus.

Instó a la ciudadanía a seguir los protocolos sanitarios para evitar que el virus se propague masivamente y colapse al sistema de salud, ya que si llegase a suceder se retomarían las medidas de mayor aislamiento social.

Las actividades que aún no pueden abrir y sólo se logrará hasta que la tasa de contagio descienda son; hoteles y moteles, gimnasios, spas, centros recreativos, playas, bares, cantinas, antros, salones de eventos, casinos, escuelas, ceremonias religiosas, balnearios, cines, teatros, actividades burocráticas no esenciales, bibliotecas, parques y cualquier otra actividad que concentre a más de 30 personas en un solo lugar.

[email protected]