Monterrey, NL. El sector automotriz de Nuevo León y Coahuila comienza a fortalecer en los primeros meses del 2018.

El Clúster de Herramentales es una asociación que se desprende del Clúster Automotriz de Nuevo León, afirmó el acta constitutiva, cuyo propósito es impulsar la competitividad y crecimiento de la industria de herramentales en la región conformada por los estados citados, a través de la colaboración, vinculación y sinergias entre gobierno, academia y empresas.

Ricardo Coto Pon, presidente del Clúster de Herramentales y director de compras globales de Metalsa, comentó a El Economista: “Queremos utilizar el expertise del Clúster Automotriz para que nos ayude a impulsar esta iniciativa, combinando las tres áreas importantes del proceso que son diseño, fabricación y mantenimiento”.

Es una industria pequeña, dijo, que fabrica 175 millones de dólares anuales de herramentales en México; sin embargo, las importaciones alcanzan 2,263.7 millones de dólares, en moldes de fundición, troqueles, dados, inyección de plástico, entre otros.

Es decir, que 95% de los herramentales utilizados en el país son importados y provienen principalmente de Estados Unidos, Canadá, China, Corea y Japón.

Por otra parte, explicó que la industria es transversal, debido a que algunos procesos como la inyección de plástico, el estampado metálico y otros, se emplean en la fabricación de automóviles, de electrodomésticos, maquinaria, equipo eléctrico y aeroespacial.

En el clúster participan 25 pequeñas y medianas empresas. “El principal reto es cómo fortalecerlas, incrementando la infraestructura desde el punto de vista tecnológico y el talento humano, para iniciar el camino de la sustitución de importaciones”, comentó Coto Pon.

Metas

Manuel Montoya Ortega, director general del Clúster Automotriz de Nuevo León, detalló que esta asociación civil pretende impulsar la colaboración entre las empresas que fabrican herramentales y quienes los consumen; “vamos a crear ese ecosistema y vamos a definir objetivos del clúster”.

Informó que ya existe otro clúster de herramentales en Jalisco y hay una Asociación Mexicana de Moldes y Troqueles de Querétaro, los cuales son iniciativas muy jóvenes.

La diferencia con éste, puntualizó, es que nace de otro clúster que va a ser el usuario y nace con un proyecto específico de formar técnicos en mantenimiento, fabricación e ingeniería de diseño, con apoyo de la Secretaría de Economía federal y la Secretaría de Economía y Trabajo estatal.

“Algunas de las empresas que firmaron el acta constitutiva son talleres pequeños, (...) son grandes emprendedores; lo que estamos haciendo es conectar a grandes empresas como Caterpillar, Metalsa y Nemak, que son grandes consumidores”, detalló.

No obstante, para lograr la sustitución de importaciones, hace falta desarrollar tanto a los emprendedores como al personal que trabaja con ellos, para que cuenten con las habilidades técnicas para desarrollar ese trabajo, destacó Manuel Montoya.

[email protected]