Monterrey, NL. En los primeros cinco meses del 2019, el estado de Nuevo León se ubicó como el tercer generador de empleos a nivel nacional, con un total de 30,677 personas registradas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, por debajo de Jalisco (37,861) y la Ciudad de México (41,399).

De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en el 2017 la entidad ocupó el cuarto lugar en creación de trabajos formales, detrás de la capital del país, Estado de México y Jalisco, mientras para el 2018 se situó en la tercera posición, mismo dinamismo que se observó durante los primeros cinco meses del año en curso.

Para continuar con esta tendencia, el gobierno de Nuevo León espera cerrar este año con 80 ferias de empleo, con una oferta de entre 2,500 y 5,000 plazas laborales por feria. Además, se prepara a jóvenes a través del programa capacitación en medianas y grandes empresas, comentó a El Economista Adalberto Núñez Ramos, subsecretario del Trabajo de la Secretaría de Economía y Trabajo del estado, quien añadió que el año pasado se realizaron 60 ferias.

“Tenemos contemplado hacer 80 ferias este año, llevamos 48 hasta la primera semana de julio, el interés es ofrecer el mayor número de empleos. Estamos ofertando entre 2,500 y 5,000 trabajos en cada una de las ferias”, explicó el funcionario.

Adelantó que el próximo 17 de julio se realizará una feria de empleo en el municipio de Guadalupe, sólo para profesionistas, con la participación de 125 empresas.

Las ferias se realizan tanto en el área metropolitana, así como en municipios más lejanos como Linares, Allende y Salinas Victoria. El objetivo es que las personas trabajen cerca de sus domicilios para evitar que tengan que desplazarse grandes distancias.

En estos eventos también se ofrece trabajo a migrantes centroamericanos. “Hace poco tuvimos una feria en la Alameda, se invitó también a los migrantes para aquellos que tuvieran sus documentos (permisos de residencia temporal)”, expuso Núñez Ramos.

Dijo que hay migrantes bien preparados con carreras universitarias en contabilidad o administración, pero que tuvieron que salir de sus países por cuestiones de seguridad.

También hay oportunidades para la fuerza de trabajo de los migrantes en la industria de la construcción y en las maquiladoras.

En marcha

Asimismo, por medio del programa de capacitación en medianas y grandes empresas, el gobierno local genera empleos para los jóvenes.

Firmas del sector automotriz capacitan durante tres meses a los jóvenes, el gobierno les paga alrededor de 3,000 pesos mensuales y cuando termina la capacitación, se estima que más de 80% se queda a laborar en las compañías.

Por ejemplo, la fabricante de plásticos de origen japonés Keumgang, proveedora de Kia Motors México y de Ford, está capacitando a 65 jóvenes y el gobierno aporta alrededor de medio millón de pesos, explicó el subsecretario.

En el caso de Metalsa, proveedor de soluciones automotrices, capacita a 35 personas, mientras Nemak, filial de Alfa y que se dedica al desarrollo y fabricación de componentes de aluminio para aplicaciones de motores y estructuras de carrocería, capacita a 324 personas y el gobierno estatal aporta 2.8 millones de pesos, afirmó Adalberto Núñez.

[email protected]