Monterrey, NL. Las secretarías del Trabajo de Querétaro y Jalisco invitaron al gobierno de Nuevo León para que los apoye en la firma de convenios con empresarios y sindicatos, tomando a la entidad como referente de paz laboral, afirmó a El Economista Adalberto Núñez, subsecretario del Trabajo estatal.

“Estamos enfrentando el problema de cambios en la ley laboral y la entrada del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo”, manifestó.

Lo que han transmitido a las autoridades de Querétaro y Jalisco, dijo, es cómo se prepararon en la entidad para enfrentar dichos cambios.

“Lo que hicimos fue planificar. Hicimos una misión laboral, llevando a los sindicatos 15 días a Alemania y España; nos sentamos con las empresas, con los sindicatos y con el gobierno para ver qué fue lo que hicieron cuando entró en vigor el Convenio 98”, refirió.

Durante la visita, les explicaron que el Convenio 98 permite que en una misma empresa participen varios sindicatos, ya que existían conflictos entre ellos por tener la titularidad de los contratos colectivos de trabajo.

Sin embargo, hubo casos de éxito, como las armadoras Volkswagen, BMW y Mercedes Benz, a las que visitó la comitiva de Nuevo León, las cuales coincidieron en que cuando hay varios sindicatos el que tiene la mayoría de los contratos es el predominante y los demás tienen que acordar con éste.

Después de la misión laboral, el gobierno local, representaciones sindicales y cámaras empresariales firmaron un pacto para evitar que se rompa la paz laboral que ha prevalecido desde hace 30 años.

Comentó que lograron juntar a todos los sindicatos y a las cámaras empresariales más importantes; entre los sindicatos hay un convenio de no pelear la titularidad de contratos colectivos de trabajo.

[email protected]