Monterrey, NL. El Clúster de Vivienda de Nuevo León espera que este 2020 sea un buen año para la colocación de vivienda, pero es necesario que las políticas públicas den certidumbre y certeza para la inversión, indicó a El Economista Rafael Arroyo Solís, director general del organismo.

Refirió que, aunque Nuevo León mantiene el liderazgo en colocación de vivienda a nivel nacional, el rubro de interés social se ha visto mermado por la falta de subsidios federales.

“Las perspectivas que tenemos para la vivienda habría que dividirla por segmentos. En la vivienda media, la vivienda residencial y la vivienda plus, son las que vemos con buenas perspectivas para este 2020”, destacó.

La vivienda con valor entre 537,000 y 940,000 pesos colocó entre enero y septiembre del 2019, 8,465 unidades habitacionales, que significó un incremento de 2.2% anual, de acuerdo con el Monitor Inmobiliario de Realty World México.

La vivienda con valor entre 940,000 y 2.0 millones de pesos ocupó el primer lugar nacional con 8,745 unidades habitacionales, un aumento de 10% anual.

Mientras la vivienda con valor superior a 4.0 millones de pesos logró colocar 1,305 unidades habitacionales, mostrando un incremento de 6.53% anual.

“En cambio, la vivienda de interés social está muy mermada, dado que los subsidios a nivel nacional se cortaron desde el año pasado. Estos subsidios se le daban a las casas de más bajo ingreso, fue una catástrofe a nivel nacional y en Nuevo León”, destacó Arroyo Solís.

La vivienda con valor entre 316,000 y 537,000 pesos tuvo una colocación de 22,076 viviendas en los primeros nueve meses del 2019, una reducción de 43.6% anual.

El subsidio que otorga la Comisión Nacional de Vivienda es para la construcción de una casa, ampliación o remodelación en unidades habitacionales nuevas o usadas a través de entidades ejecutoras, como la banca, el Infonavit o el Fovissste. El apoyo es para quienes reciben un salario menor a 6,860 pesos mensuales.

[email protected]