Monterrey, NL. El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) otorgó la patente MX/E/2007/076015 titulada Sistema In situ para el Tratamiento Térmico Aeróbico de Residuos Orgánicos Biodegradables , a un investigador del Centro del Agua del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

El investigador del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Miguel Ángel López Zavala, explicó que la patente le fue notificada en octubre de 2012 por un sistema que permite tratar, manejar y disponer de los residuos orgánicos biodegradables que se generan en viviendas, hospitales, crematorios, rastros o restaurantes de una manera sostenible.

Su innovación consiste un sistema diseñado para el tratamiento de residuos orgánicos biodegradables mediante un proceso de composteo térmico-aeróbico que tiene capacidad de degradar 1 kilogramo de residuos orgánicos biodegradables en 12 horas en un volumen de 2 litros.

Esta es la segunda patente obtenida recientemente por el investigador del ITESM, que es miembro del Centro del Agua para América Latina y el Caribe.

Explicó que a través de ese avance que ha sido patentado también es posible el tratamiento, manejo y disposición sostenible de residuos orgánicos biodegradables en cruceros, aviones y sanitarios portátiles.

Agregó que entre los residuos orgánicos que se pueden degradar varían desde los que se generan en los sanitarios como heces fecales, orina y papel sanitario, así como los desechos orgánicos de la cocina de restaurantes; cárnicos, sangre de rastros, clínicas veterinarias.

Así como residuos peligrosos biológico-infecciosos biodegradables de hospitales, clínicas y crematorios como sangre, plasma y tejido blando.

La tecnología utiliza una matriz de aserrín para la bio-conversión de los residuos orgánicos biodegradables en una composta rica en nutrientes que puede utilizarse como fertilizante o mejorador de suelos en jardines, áreas verdes y terrenos agrícolas , dijo.

Además, el investigador expresó que el manejo de la composta es fácil y seguro ya que su contenido de humedad es bajo, está libre de microrganismos patógenos como bacterias, virus y protozoarios y la materia orgánica es degradada en su totalidad.

La primera patente autorizada por el IMPI a dicho investigador fue la MX/2012/021621 bautizada como Taza sanitaria para letrinas, biosanitarios o sanitarios secos .

Como resultado de esa primera patente conseguida por López Zavala, fue posible un manejo más adecuado de los desechos humanos, lo que contribuirá en la reducción de morbilidad de enfermedades diarreicas hasta en un 32% y la disminución de la mortalidad infantil en niños de 5 años en hasta un 36 por ciento.

López Zavala, es un experto reconocido a nivel internacional en investigaciones sobre el tratamiento y suministro de agua, Nivel 1 en el Sistema Nacional de Investigadores. Ha sido investigador de la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón, en la Universidad de Hokkaido del mismo país. Autor de más de 30 de artículos científicos publicados en revistas indizadas de reconocido prestigio internacional y en memorias de congresos, conferencias y seminarios internacionales.

MFH