Los municipios mexicanos están reprobados en viabilidad financiera, al promediar una calificación de 52.16 en el Índice de Viabilidad Financiera Municipal 2015 de aregional, en el que 75% de los 89 ayuntamientos más urbanizados del país no obtuvo una calificación aprobatoria.

Sólo 22 municipios alcanzaron un nivel alto, mientras que 36 se rankearon en nivel medio, aunque reprobatorio, y 31 en nivel bajo.

El índice evalúa aspectos como la autonomía financiera, fortaleza tributaria, generación de ahorro interno y el grado de endeudamiento.

Por segundo año consecutivo, San Andrés Cholula, en Puebla, encabeza la lista con una calificación de 83.6. Sus puntos fuertes son que no cuenta con apalancamiento financiero de largo plazo y no reporta endeudamiento durante el periodo de estudio, además de que su eficiencia administrativa sobresale del resto.

En segundo lugar se encuentra Celaya, Guanajuato, con 71.1 de calificación. Este municipio destacó por su muy buen manejo de gastos, mientras que en tercer lugar está Chihuahua capital, con una nota de 68.5, debido a que es de los municipios que más ingresos genera, además de tener un buen control de gastos administrativos.

La industrialización pesa

De acuerdo con el estudio, los ayuntamientos con la más baja calificación son: Tecate, Baja California, con 26.8; La Paz, Baja California Sur, con 29, y Coacalco de Berriozábal, Estado de México, con 29.1.

Esta baja calificación se debe a la elevada estructura de gasto administrativo, montos de endeudamiento elevado, severos ?desequilibrios financieros, elevada dependencia de recursos federales y estatales, así como volátiles y negativos niveles de ahorro.

Flavia Rodríguez Torres, directora general de aregional, destacó que una parte considerable de los municipios peor evaluados se encuentra en el norte, lo cual se explica porque la mayoría de éstos tienen altos niveles de gasto administrativo y su endeudamiento es considerable, ya que al ser grandes centros de manufacturas y servicios, tienen mayor demanda de infraestructuras y de provisión de los servicios públicos que se refieren.

La fórmula

Asimismo, explicó: Los municipios mejor comportados tienen buena recaudación de ingresos propios, balances financieros estables y una buena administración de su endeudamiento, además de que utilizan su ahorro interno para inversión o pago de deuda .

Destacó que nueve de los 22 municipios con nivel alto de viabilidad en sus finanzas adquirieron una movilidad financiera, ya que pasaron de estar reprobados durante el pasado estudio a formar parte de los aprobados en el actual.

A pesar de que Querétaro es uno de los municipios aprobados, es también el que más cayó, al dejar la posición cinco del año pasado y pasar a la 14.

Guanajuato, con tres de los mejores

De los 10 municipios con mejor calificación, tres se encuentran en Guanajuato: Celaya, Salamanca, Irapuato, los cuales han tenido una buena administración de gastos y eficiencia administrativa gracias al buen control de sus gastos operativos y al bajo nivel que mantienen de su deuda.

En tanto, de los 10 peor evaluados, tres se encuentran en Baja California: Tecate, Mexicali y Ensenada.

El manejo de las finanzas constituye una parte medular de la economía municipal, sin embargo hay un descontrol. Por eso este país no crece, no hay inversión en los municipios, la deuda contraída se va en gasto corriente y éstos no pueden tener una viabilidad financiera , advirtió Flavia Rodríguez.

Los resultados de este año incluyen la evaluación de 89 municipios ubicados en 28 entidades, sin incluir al Distrito Federal. La muestra no incluye municipios de Hidalgo, Colima y Tlaxcala por no contar con información.

[email protected]