Guadalajara, Jal. Con una inversión inicial de 5 millones de euros de capital procedente de Estonia, a través de la empresa Success Factory, la startup tapatía Móvilpaquett comenzó a operar este jueves un modelo de paquetería para envíos locales y nacionales a través de una plataforma tecnológica.  

A través de esta aplicación, que en una primera etapa funcionará en las zonas metropolitanas de Guadalajara, Monterrey, Puebla, Toluca y Ciudad de México, sus desarrolladores proyectan reactivar la economía de esas ciudades.  

Solo en Guadalajara, se prevé generar 250,000 autoempleos, además de producir ganancias adicionales a pequeños establecimientos y grandes cadenas de tiendas de conveniencia que se están afiliando a esta plataforma, indicó su director general, Miguel Ángel Magaña.   

“Será un plus para las personas que deseen ganar dinero extra porque, además, no tienen que invertir en un vehículo de modelo reciente y en un seguro costoso como es el caso de las actuales plataformas de redes de transporte. Las ganancias serán más atractivas, pues el asociado recibirá 80% del pago que haga el cliente”, explicó. 

Por su parte, el fundador y CEO de la empresa tecnológica, Roberto Villalpando, informó que por ahora, “arrancamos con Abarrotes Z que confió en nuestro modelo de negocio y son 500 sucursales a nivel nacional y vamos a llegar a 110,000 tiendas de abarrotes en toda la República mexicana en los próximos seis meses”.   

Detalló que “tenemos una aplicación que funciona muy fácil; la descargas, te registras como negocio o como usuario y solicitas el servicio de envío local. Lo que vas a tener en Móvilpaquett, en un envío local, es un repartidor en 15 minutos y el paquete será entregado en 45 minutos a tu cliente final o a tu familiar”.     

En tanto, los envíos nacionales funcionarán a través de una red de tiendas, papelerías y otros pequeños negocios que, a cambio de una comisión de 43 pesos por unidad recibida, serán los receptores de paquetes.  

“Ellos lo reciben y esperan alrededor de tres o cuatro horas en lo que pasa un mensajero y lo lleva a nuestro centro de distribución; eso va a ayudar mucho a que la gente no tenga que desplazarse.  

Actualmente, mandar un paquete por empresas de paquetería tradicional, tarda hora y media en hacer esa labor, “en lo que llego a la sucursal, y luego, una hora de hacer fila, aquí vas a poder, a una cuadra o dos cuadras, ir a dejar el paquete”, detalló Miguel Ángel Magaña.  

El director de la empresa informó que podrán afiliarse como socios quienes posean automóviles de modelos desde el 2003, motocicletas, camionetas estaquitas y camiones con capacidad de dos a cinco toneladas.  

“Los afiliados no tienen que invertir, no se les exige que sus vehículos sean de modelo reciente ni que paguen altísimos seguros como en caso de otras plataformas; aquí el que asegura el paquete es la empresa”, puntualizó Magaña. 

[email protected]