Monterrey, NL. En un operativo conjunto, las direcciones de Comercio y de Protección Civil del municipio de Monterrey realizaron decomisos, multas y cierres a comercios ambulantes y establecidos que se encuentran dentro de la categoría de no esenciales.

Un total de 355 negocios establecidos que habían reabierto sus puertas este sábado y domingo, fueron conminados por elementos de Protección Civil, a cerrar las puertas de sus negocios, accediendo de manera voluntaria.

En tanto, la dirección de Comercio intensificó este fin de semana sus acciones, logrando un total de 47 decomisos durante este fin de semana.

En lo que va del presente mes, las acciones entre decomisos y multas, suman un total de 250 y en lo que va del año estas cifras alcanzan 2,305.

Al coincidir el fin de semana con la quincena, las autoridades municipales redoblaron esfuerzos a fin de tratar de garantizar la seguridad y salud de los regiomontanos, evitando una posible propagación del virus Covid-19 en los comercios.

Aunque las intervenciones de parte del área de inspección y vigilancia municipal son permanentes, éstas se reforzaron para atender al llamado de las autoridades de salud, a fin de contener la propagación del virus.

Tras el confinamiento de personas y la suspensión de la actividad económica en gran parte de los negocios por la pandemia, el gobierno de Monterrey reiteró que respeta el reinicio de labores sólo del sector de la construcción y de restaurantes, siempre que lleven a cabo los lineamientos de sanitización en sus respectivos locales.