Monterrey, NL. Tras el informe del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Monterrey aseguró que queda de manifiesto que el sector productivo, las miles de micro, pequeñas y medianas empresas, las personas físicas, que pagan impuestos, no existen para el Ejecutivo Federal, quien tiene una visión totalmente sesgada y viciada.

“Los apoyos para las empresas, simplemente no existen. Devolver el Impuesto al Valor Agregado en tiempo, no es apoyo, es una obligación del gobierno. El mensaje fue decepcionante, nada nuevo, el presidente se dedicó a hacer un informe de lo que ha venido diciendo desde su campaña, el mismo discurso, las mismas posturas, tratando de destacar sus programas de apoyo que contabiliza como empleos”, indicó el presidente del organismo, Gabriel Chapa Muñoz.

Aseguró que el mandatario federal confiesa que va a cubrir todos sus programas con el ahorro que por años hicieron administraciones públicas pasadas en el fondo de estabilización y con los recursos de los fideicomisos públicos.

“Sin embargo, el modelo falla porque en 2021, ya no habrá más partidas de ahorro como éstas con recursos para sostener todos esos programas, tampoco estarán muchas empresas y personas que pagan impuestos, porque se habrán perdido miles de fuentes de trabajo y empleos productivos”, lamentó el dirigente.

En su opinión, las Micro y pequeñas empresas están contra la pared, sin ingresos y con la obligación de pagar sueldos completos e impuestos, con una demanda totalmente contraída y con un gobierno que las estigmatiza y las denosta, que no les brinda apoyo como lo hacen actualmente la mayoría de los gobiernos del mundo.

“Quiere mantener el empleo por decreto, sin entender en lo más mínimo el funcionamiento básico de la economía nacional”, señaló Chapa Muñoz.

Consideró que el tiempo se agota antes de perder por completo el manejo del país; trabajadores, empresarios y gobiernos locales habrán de hacer lo que les corresponde para salvar su trabajo, sus empresas, el  bienestar, así como al país, “ante el claro desdén y despropósito de un gobierno federal rebasado por su incompetencia y soberbia”, concluyó.