El objetivo del gobierno de Michoacán es claro: colocar en la mente de los inversionistas al estado; sin embargo, el rezago industrial que padece, la percepción de inseguridad y su complicada deuda lo ponen en desventaja frente a otras entidades.

Nosotros estamos en una situación en la que tenemos que ser más agresivos en comparación con otros estados, tenemos que buscar la inversión porque no estamos industrializados, porque no tenemos una generación de empleo destacable, además de que estamos en un punto inflexible de la economía interna , manifiesta Ricardo Martínez Suárez, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) local.

Entrevistado por El Economista, reconoce que el sector industrial no es el único talón de Aquiles para lograr su cometido. Hay otros temas que pesan y, por tanto, no se puede dejar de lado: el endeudamiento y la percepción de inseguridad.

Según la Secretaría de Hacienda, los pasivos del estado ascendieron a 16,472 millones de pesos al segundo trimestre del 2012, lo cual coloca a Michoacán como la octava entidad con mayor carga en términos absolutos.

Tenemos una de las deudas más complicadas de este país, tenemos un gasto limitado (…) Y nos ha tocado una contracción en la economía , externa.

En cuanto al tema de la violencia relacionada con el crimen organizado, refiere que, a pesar de no estar entre las entidades con mayores índices delictivos, la percepción hacia el exterior es que existe una alta inseguridad .

Los retos -dice- son esos. Y agrega: Una vez que traigamos inversión y empecemos a generar un circulante positivo, nosotros, ya no seremos tan agresivos, pero -mientras tanto- seguimos el ejemplo de que el que pega el primero pega dos veces .

CON ESTRATEGIA

Recuerda que cuando llegó a la dependencia, hace siete meses, el gobierno estatal no contaba con una política de estímulos para la inversión. Por ello, la primera tarea fue diseñar una estrategia para poner a Michoacán en primer plano.

Sostiene que su objetivo no es seguir el ejemplo de Puebla con Audi, sino crear un modelo particular que se cristalice en un paquete de incentivos atractivo para los capitales.

Entre los estímulos que, actualmente, ofrece están el reintegrar hasta 2% del Impuesto Sobre Nómina mediante capacitación a trabajadores, infraestructura y entrega de montos en efectivo, así como la exención del impuesto Predial hasta por ?10 años.

PROYECTOS PARA DETONAR?LAS INVERSIONES

También pretende construir dos parques industriales: Morelia y Lázaro Cárdenas, con 400 y 600 hectáreas, respectivamente. Actualmente, la entidad cuenta con cinco unidades en su territorio; sin embargo, no son tan modernos, ya que se construyeron hace 20 años, menciona.

En materia de infraestructura, busca detonar recursos por 4,000 millones de pesos en los próximos dos años para la construcción de carreteras, un aeropuerto y obras que, en general, el estado requiere.

En lo que va del año, la Sedeco realizó una intensa campaña para conquistar nuevos proyectos. Recientemente, realizó un foro al que asistieron representantes de Corea del Sur, India e Indonesia, de Asia; Colombia y Perú, de América Latina, y Alemania y Gran Bretaña, de Europa.

Son países estratégicos para nosotros, sobre todo para el Puerto Lázaro Cárdenas, el cual crece anualmente 38%, apenas con 30% de su capacidad , comenta.

Martínez Suárez afirma que ya se cristalizaron algunas inversiones, entre ellas, la textilera Avante, que con una inversión inicial de 42 millones de pesos generará cerca de 500 empleos en el municipio de Contepec.

Además están cerca de cerrar un convenio con la armadora de tractores Foton y están en pláticas con PepsiCo para construir un call center y con Grupo Carso para edificar un centro de distribución.

estados@eleconomista.com.mx