Fitch Ratings afirmó en “A+(mex)” la calificación del municipio de Metepec, Estado de México. La perspectiva crediticia es Estable.  

En un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la agencia precisó que entre los factores que fundamentan la calificación destacan “la eficiencia recaudatoria con niveles destacables de ingresos propios con respecto a los ingresos totales. También considera el nivel de apalancamiento bajo, métricas de sostenibilidad de la deuda bajos, rotación adecuada del pasivo no bancario, así como la ausencia de contingencias”. 

Al 30 de abril del 2019, Metepec registró un saldo insoluto de deuda por un total de 108.9 millones de pesos por concepto de un sólo crédito de largo plazo contratado en el 2010 con banco Santander, por un monto inicial de hasta 173.0 millones, con vencimiento en el 2025 y cuyo servicio de la deuda se realiza a través de un fideicomiso de administración y fuente de pago con afectación de 30% de las participaciones municipales. 

Respecto a la posición de liquidez, la entidad reflejó un saldo en caja de 34.2 millones de pesos, equivalente a 2.4% de los ingresos totales en el 2018, no obstante, este equivale a 6.12 veces el pasivo no bancario. La rotación en días del pasivo no bancario respecto al gasto primario cerró en dos días en el 2018. 

Ingresos 

La calificadora explicó que, al cierre del 2018, el municipio registró ingresos fiscales ordinarios (IFO) por 1,356.2 millones de pesos; 17.0% superior con respecto al 2017 y una tasa media anual de crecimiento para el período de análisis del 2014 al 2018 de 17.0 por ciento. Lo anterior es consecuencia de un dinamismo inmobiliario (comercial y residencial) que se ha fortalecido a lo largo del período de análisis y cuya tendencia positiva se estima que continuará en los próximos años. 

El municipio compara muy favorablemente en términos de su proporción de ingresos propios a totales (40.9% en el 2018) y en la razón de ingresos propios con respecto a los IFO, la cual fue de 43.3% en el 2018.  

“Cabe señalar que en el 2018 la recaudación neta del impuesto predial tuvo un incremento de 3.2%, gracias a estrategias como la implementación de mecanismos de acercamiento al contribuyente con el objetivo de disminuir el rezago y facilitar su pago”, añadió Fitch.

[email protected]