Querétaro, Qro. Tras el inicio de la pandemia por Covid-19 y los efectos sociales y económicos que han derivado, comercios de las entidades del país contaban en promedio con liquidez para subsistir hasta abril; sin embargo, se prevé que establecimientos entrarían en un colapso financiero por iniciar mayo sin la suficiencia de incentivos y apoyos económicos.

Por tanto, los comercios demandan liquidez para absorber los gastos corrientes en materia de nómina, renta, servicios, entre otros; aunado a que los que permanecen cerrados se encuentran sin ingresos, expuso el presidente en Querétaro de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur), Carlos Habacuc Ruiz Uvalle.

“Determinamos que abril era la fecha límite del promedio que se tenía del flujo de efectivo, que en abril podríamos hasta cierto punto superar y tolerar (los efectos de la pandemia), cuando cambia a mayo (la ampliación de la Jornada de Sana Distancia), se nos sale de toda proporción; si entramos a mayo sin ningún apoyo en el aspecto económico para suplir el flujo de efectivo sobre todo en las necesidades básicas del comercio —como son los gastos de nómina, impuestos, básicos del gastos de renta, luz, agua, lo básico que se necesita— lógicamente entramos en un colapso financiero total”, declaró.

Para afrontar la pandemia, indicó, uno de los impulsos que más requiere el sector son créditos a tasas blandas. Por ahora, dijo, han comenzado a fluir algunos apoyos de programas anunciados tanto en la capital del estado de Querétaro, como de los gobiernos estatal y federal; sin embargo, mayo será complejo para los establecimientos que no cuenten con solvencia económica.

Ante las afectaciones que se avizoran, la delegación camaral estudia el impacto directo que enfrentarán los comercios, por lo que será en la primera semana de mayo cuando se efectúe un estudio de las afectaciones generadas en pérdida de empleo y cierres de negocios.

“Vamos a hacer un análisis al final de mes porque están llegando apoyos del municipio, también del tema estatal y algo de apoyo en el tema federal con estos créditos de los 25,000 pesos que llegan a través del IMSS”, mencionó.

En relación con las medias de apoyo que lanzó el Infonavit, tales como dar prórrogas en el pago de las aportaciones correspondientes a trabajadores sin crédito vigente, el presidente de Canaco Querétaro indicó que son medidas que abonan a sortear los efectos económicos de la pandemia.

“Todo viene a sumar, las facilidades que nos den en el ámbito federal para poder brincar este mes, si abril fue complicado, mayo será más porque se nos acaba el flujo de efectivo, necesitamos buscar cómo los gastos fijos que tenemos —entendiendo que el ingreso es nulo— podamos diferirlos a medida que nos den oportunidad de reabrir e ingresar con un flujo de efectivo”, ahondó.

Sin embargo, planteó que la única forma de reactivar la dinámica del sector comercio es a través de la apertura de los establecimientos.

“La única manera en que se puede reactivar es que abramos nuevamente, mientras sigamos con las puertas cerradas es imposible pensar en una reactivación”, expresó.

Pliego petitorio

Frente a la emergencia sanitaria, el 5 de abril la cámara informó que el cierre de establecimientos para acatar el decreto federal de parar las actividades no esenciales implicará el cierre de entre 80 y 90% de los comercios de Querétaro, así como de 60 plazas comerciales, medida que impactaría en que paren entre 200,000 y 250,000 empleos, aunque algunos de ellos continúan desde casa o se encuentran en aislamiento.

Además, cámaras de comercio de las entidades que integran la región Centro-Occidente emitieron un pliego petitorio en el que proponen a la Federación un plan para la protección del empleo y la reactivación económica, solicitando al gobierno federal una prórroga para el pago de impuestos de las mipymes, antes de que inicie la suspensión por falta de liquidez; facilidades en los pagos de contribuciones sociales y apoyos en pagos de servicios.

También, piden que se apliquen fondos y programas de créditos a tasa cero a través de Nafin y Bancomext; medidas para evitar que se desarticulen las cadenas de valor, ya que podría poner en riesgo el cumplimiento del T-MEC, así como solicitar que se actualice la distribución y reasignación de recursos públicos para mantener la operatividad de las mipymes, e instalar una mesa nacional para la reactivación económica y desarrollo social en cada entidad federativa.

En datos

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el Estado de México es la entidad más vulnerable ante los efectos de la pandemia en el comercio, ya que ostenta el mayor porcentaje de ocupados en este sector (23.8% del total) y tiene el mayor número de personas que laboran en establecimientos comerciales (1.86 millones).

En participación, le siguieron Jalisco (21.8% de sus ocupados trabaja en el sector comercio), Veracruz y Michoacán (cada uno con 21.4 por ciento).

Mientras en términos nominales, Ciudad de México (850,036 personas laboran en comercios), Jalisco (820,815), Veracruz (712,859) y Puebla (532,079).

estados@eleconomista.mx