El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), informó que los diferentes canales de abasto tradicionales (mercados públicos, mercados sobre ruedas y tianguis) participarán por segunda vez en el Buen Fin, con el objetivo de incrementar las ventas de los comerciantes que, se estima, ascenderán a 500 millones de pesos.

Al anunciar dicha participación, el titular de la Sedeco, Salomón Chertorivski Woldenberg, explicó que participarán los canales de abasto formalmente establecidos, ya que quien tenga el logotipo del Buen Fin quiere decir que se dieron de alta en la Secretaría de Economía.

“Quienes enseñan el logotipo es que tienen seriedad, formalidad, con prácticas de higiene y con la mejor calidad y el mejor precio para los consumidores de la Ciudad de México”, destacó.

El Buen Fin, dijo, es un buen momento para regresar a los canales tradicionales y a los comerciantes, y así ayudar con la reactivación de la economía capitalina, pero sobre todo de los canales de abasto tradicionales.

Informó que en la jornada del Buen Fin 2016 participaron, por primera vez, 46 canales de abasto tradicionales, con ofertas que se ubicaban en un rango de 10 a 40% de descuento en diferentes productos. En general, los canales tradicionales aumentaron sus ventas en más de 60%, superando la cifra fijada de 300 millones de pesos en ventas.

Para este año se espera contar con la participación de cerca de 100 canales de abasto tradicionales (71 mercados públicos, 10 rutas de mercados sobre ruedas y 50 tianguis).

Asimismo, Chertorivski Woldenberg indicó que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, reconoce el trabajo de los canales de abasto tradicionales y su importancia en la economía.