Monterrey, NL. Durante el 2020 las condiciones económicas no fueron favorecedoras para el mercado inmobiliario de oficinas debido a la pandemia de Covid-19; no obstante, en la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM) se han registrado cambios importantes en la forma de hacer negocios, lo que permitió que se registraran 33 operaciones, contra 100 que se dieron en los últimos cinco años.

“En el 2021 el mercado de oficinas irá recuperándose y avanzando, en gran medida debido a que los propietarios están siendo muy flexibles en ofrecimientos a sus inquilinos, como mayores tiempos de gracia, que van de seis meses a un año; descuentos considerables en las rentas, que van de escalonadas, o los primeros seis meses donde sólo se paga el mantenimiento, después 50% de la renta y a partir del año se comienza a pagar un año normal”, expresó Armando de la Fuente, director ejecutivo de la zona noreste de Newmark.

“También existe la posibilidad de entregar los espacios que están en obra gris ya acondicionados, entre otras opciones”, añadió.

Dijo que, en el tiempo que vivimos, el Capex (inversión necesaria para mantener o expandir los bienes de capital) de las empresas es lo más importante, ya que las oficinas seguirán siendo el mejor espacio para laborar a pesar del home office que ha sido obligado en los últimos 10 meses.

“El 2021 será un año de retos para los mercados inmobiliarios, sobre todo el corporativo, tanto para inquilinos y desarrolladores, quienes están abiertos a la negociación (…) en Monterrey, ya que la flexibilidad en estos momentos es muy importante”, puntualizó.

Detalló que hay opciones que se deben aprovechar, como el subarrendamiento de espacios, que en este momento puede ser una buena alternativa para quienes buscan espacios que no están siendo ocupados en su totalidad y pueden convertirse en una ventaja competitiva.

Absorción

El mercado de oficinas clases A y A+ registró una absorción bruta anual (indica el cambio en la ocupación de un inmueble durante un periodo establecido) de 30,858 metros cuadrados (m²), por debajo de la registrada en el 2015 que fue de 40,201 metros cuadrados y con una notable diferencia al compararla con la absorción del 2019 que fue de 86,926 metros cuadrados.

El inventario de la zona metropolitana está compuesto por 1 millón 317,438 metros cuadrados distribuidos en 149 edificios, siendo los corredores de Valle de Oriente y Ricardo Margáin-Gómez Morín los que concentran la mayor parte de los inmuebles con 34% y 22%, respectivamente.

En contraste, los corredores con menor porcentaje de inventario son Apodaca, Santa Catarina y San Nicolás, que en el último trimestre del año registraron 16,075 metros cuadrados en desocupaciones, de los cuales 4,721 metros cuadrados se concentran en subarrendamiento.

En el reporte del cuarto trimestre del 2020, elaborado por Alejandra González, analista de la división de investigación de mercados de Newmark noreste, se subraya que el porcentaje de disponibilidad de la ZMM fue de 24.2%, es decir 345,728 metros cuadrados.

Se integraron al mercado 2,400 metros cuadrados, y la absorción se consolidó en 19 transacciones en renta por un total de 4,187 m cuadrados. Además, ocho transacciones corresponden a espacios en obra gris (1,164 metros cuadrados) y 11 a espacios acondicionados (3,066 metros cuadrados).

estados@eleconomista.mx