Guadalajara, Jal. Ante la crisis financiera que atraviesa, el gobierno de Jalisco intentará captar mayores ingresos este año mejorando la recaudación, pero sin implementar nuevos impuestos, tal como lo prometieron durante el 2012 –año electoral- tanto el gobernador saliente, el panista Emilio González, como el mandatario electo, el priísta Aristóteles Sandoval.

Para lograrlo, los gobiernos estatal y municipales adoptaron medidas diversas como la eliminación del subsidio en las tarifas del agua potable para los usuarios que más líquido consumen.

Con esta medida, el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), proyecta aumentar su facturación en al menos 240 millones de pesos en comparación con el año anterior.

De acuerdo con el nuevo modelo tarifario, a partir del 1 de enero aumentó la cuota fija que se cobra a todo usuario por el servicio, misma que pasó de 31.50 a 35 pesos.

Los usuarios que consumen de cero a 6 metros cúbicos diarios mantienen el subsidio, mientras, para quienes emplean de 6 a 21 metros cúbicos por día, la tarifa aumentó de 5.50 a 7.31 pesos por unidad de medición.

En tanto, para los usuarios que consumen más de 21 metros cúbicos por día, se eliminó el subsidio del SIAPA.

PRESIÓN A AUTOMOVILISTAS

Por su parte, la Dirección General de Ingresos de la Secretaría de Finanzas incrementó las medidas de presión hacia los cerca de 50,000 automovilistas que tienen adeudos por Tenencia anteriores al 2011, cuando en el estado dejó de cobrarse dicha contribución federal.

Para convencer a los automovilistas morosos, la dependencia ya retiró de la circulación 58 vehículos que están en vías de ser subastados, razón por la cual, Sefin recaudó 168 millones de pesos hasta el cierre del 2012, cuando su expectativa era captar, por ese concepto, únicamente 80 millones de pesos.

Otra medida que generó una mayor recaudación a la esperada fue la aplicación de la fotoinfracción a los automovilistas que exceden los límites de velocidad. Entre mayo del 2011 y noviembre del 2012, se recaudaron por esta falta 132.6 millones de pesos.

Ante el resultado, la Secretaría de Vialidad dispuso, en octubre pasado, la implementación de cámaras en un mayor número de vialidades para infraccionar también a autos que se pasen el alto y los que invadan la zona peatonal.

[email protected]